Cómo obtener un esqueje de glicina

Escrito por tara dooley | Traducido por mariana palma
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo obtener un esqueje de glicina
La glicina es una enredadera resistente que puede ser podada para que parezca un arbusto. (Medioimages/Photodisc/Photodisc/Getty Images)

La glicina es una bella enredadera que produce flores púrpuras en racimos colgantes. Sus ramas tienden a ser fuertes y, con la poda adecuada, puede sostenerse a sí mismas, haciendo que la planta se asemeje a un arbusto o árbol. Una forma de propagar glicinas es tomar un esqueje de una de las ramas y hacerlo enraizar.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Tijeras de podar
  • Hormona enraizante
  • Sustrato para maceta
  • Una maceta pequeña
  • Hilo
  • Una bolsa de plástico transparente
  • Agua

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Corta una sección de 9 a 18 pulgadas (23 a 46 cm) del extremo de una rama. Usa tijeras de podar para hacer un corte en ángulo de 45º. Corta la rama justo sobre una hoja, a fines de invierno.

  2. 2

    Decide cómo quieres enraizar la glicina. Puedes usar agua o sustrato para maceta. Si pones el esqueje en agua, agrega una pequeña cantidad (1/4 cucharadita cada 2 tazas de agua) de hormona de enraizar. Coloca el tallo en el agua y espera.

    Si usas sustrato, llena una pequeña maceta con tierra y realiza un hoyo no más grande que tu dedo meñique. Introduce el tallo en la hormona y luego colócalo en el hoyo que hiciste. Presiona la tierra a su alrededor. Este método es mejor para los esquejes más pequeños.

  3. 3

    Estabiliza el esqueje para que no se caiga. Coloca un tutor en la maceta y ata a él el esqueje para mantenerlo erecto. Usa hilo para hacerlo. Cuanto esté estabilizado, riega el suelo.

  4. 4

    Coloca los esquejes que están dentro del agua en un lugar soleado. A los esquejes que están en la tierra colócalos en una bolsa de plástico transparente para crear un efecto invernadero y luego llévalos a un lugar soleado. Estos esquejes se secarán más rápido y precisan esta barrera extra para mantener un ambiente húmedo y poder crecer.

  5. 5

    Espera varias semanas. Agrega agua según la necesidad para mantener el suelo húmedo o el contenedor lleno. En los esquejes del agua, verás que las raíces aparecen después de dos o tres semanas. Para los otros esquejes, tira suavemente de ellos después de tres semanas. Si sientes resistencia, es porque se han comenzado a formar raíces. Espera un par de semanas más para que se desarrollen y luego puedes trasplantar el tallo al aire libre.

  6. 6

    Realiza un pequeño hoyo lo suficientemente profundo para que entren las raíces y media pulgada (1,2 cm) del tallo. Presiona la tierra alrededor del tallo y riega para humedecer el suelo hasta una profundidad de, al menos, 2 pulgadas (5 cm). Revisa el suelo cada dos o tres días y riega otra vez cuando se haya secado. Cuando el tallo produzca nuevos brotes, puedes dejar de regar frecuentemente.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles