Cómo obtener piel crujiente en la carne del cerdo asada

Escrito por fred decker | Traducido por mariana nonino
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo obtener piel crujiente en la carne del cerdo asada
Asa el lomo del cerdo con una piel crujiente. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

En los países y culturas donde el cerdo es la carne preferida, la riqueza exuberante de cerdo asado es especialmente valorada. Entre los gastrónomos chinos, ingleses y otros obsesionados del cerdo, una forma de medir la habilidad de un cocinero es la capacidad de obtener una capa de piel crujiente, en la carne de cerdo asada. La piel o chicharrón como también se le llama, es considerada la joya de la carne del cerdo. Para quienes no están acostumbrados a su preparación, hay sólo unos pocos pasos sencillos, muy necesarios.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Tabla de cortar
  • Un cuchillo afilado
  • Cerdo asado con piel
  • Toallas de papel
  • Sal gruesa
  • Aceite vegetal
  • Bandeja de asar con rejilla
  • Una fuente para servir
  • Papel de aluminio

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Ordena desde tu carnicero local o tienda de carne un trozo de cerdo para asar que tenga la piel. En el supermercado a veces puedes encontrar cerdo con la piel, si tienen un buen departamento de carne. Sin embargo, la carne de cerdo de supermercado, a menudo contiene más agua, lo que hace que sea más difícil conseguir una piel crujiente.

  2. 2

    Coloca la carne sobre una tabla de cortar limpia. Forma en la piel unos diamantes cortando a través de la piel, y ligeramente dentro de la capa de grasa. Ten cuidado de no cortar a través de la carne de cerdo. Esto permite que la piel se cocine, mientras la grasa se fusiona hacia arriba a través de los cortes.

  3. 3

    Seca la carne asada completamente con toallas de papel y frota la piel con sal kosher no yodada o sal marina. Deja la carne en el refrigerador durante al menos dos horas, o durante la noche, para ayudar a que la piel se seque tanto como sea posible.

  4. 4

    Precalienta el horno a 425 grados F (218° C). Frota o cepilla la piel del asado con una pequeña cantidad de aceite vegetal. Coloca la carne en la bandeja de asar con el lado de la piel hacia arriba y colócala en el horno.

  5. 5

    Asa a fuego alto por 25 minutos, luego reduce el calor a 325 F (163° C), y continúa la cocción hasta que la carne esté cocida a tu gusto. Retira del horno.

  6. 6

    Retira con cuidado la piel crujiente y algo de la capa de grasa y vuélvela a colocar en la asadera. Vuelve a colocar la bandeja dentro del horno y apágalo. Coloca el resto de la carne asada en una bandeja para servir y cubre ligeramente con papel de aluminio. Deja reposar durante 10 a 20 minutos, dependiendo del tamaño de la carne.

  7. 7

    Lleva la piel nuevamente a la carne, una vez que el tiempo de descanso se haya completado. Corta y sirve con tus platos favoritos y salsa. Sirve una porción pequeña de la piel con cada porción de carne de cerdo.

Consejos y advertencias

  • Dejarle la piel a la carne mientras está en reposo permite que la piel pierda un poco de su frescura, deshaciendo el buen trabajo que hiciste hasta el momento. La separación de la piel, dejándola en el horno conserva su frescura. Si la piel no es tan crujiente como la deseas, también puedes utilizar el tiempo de descanso para terminar de crepitar a fuego fuerte, dándole una segunda oportunidad a que se ponga crujiente.
  • Si tienes un horno de convección, usa el ajuste de convección durante el asado. El flujo de aire del ventilador ayudará a secar la piel crujiente y la carne de cerdo.
  • Limpia y desinfecta todas las superficies que hayan estado en contacto con la carne de cerdo cruda.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles