Cómo obtener préstamos para un pequeño negocio para mujeres con mal crédito

Escrito por carl carabelli | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo obtener préstamos para un pequeño negocio para mujeres con mal crédito
El mal crédito no te elimina automáticamente de conseguir un préstamo para un negocio pequeño. (Keith Brofsky/Photodisc/Getty Images)

Puede ser muy difícil para una mujer conseguir un préstamo para pequeñas empresas si tiene mal crédito. Si tu historial de crédito personal está lleno de cobros, juicios y pagos que cuentan con 30, 60 o 90 días de retraso, será una batalla cuesta arriba para obtener un préstamo. Para ello, tendrás que concentrarte en dos de las "tres C". Tu crédito ya es malo, pero si tienes la capacidad y la garantía, tendrás una mejor oportunidad de obtener tu préstamo para pequeña empresa.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Investiga en los bancos para encontrar uno adecuado para tus necesidades. Hay bancos que ayudan a una mujer a obtener un préstamo de pequeña empresa, incluso con mal crédito. Sin embargo, sé cautelosa, pueden cobrar tasas de interés excesivamente altas y costos altos para cubrir sus potenciales pérdidas futuras. Trata de encontrar instituciones financieras con una financiación especial para las mujeres y los negocios, propiedad de minorías. Ellos tienden a tener diferentes criterios para ayudar a las mujeres y a las minorías a obtener préstamos para pequeñas empresas mediante la relajación de préstamo-valor y las proporciones de deuda-ingreso.

  2. 2

    Escribe una explicación detallada de tu historial de crédito. Los informes de crédito sólo muestran lo que has pagado a tiempo y lo que no. Estos no mencionan las circunstancias que llevaron a tus problemas. Si tu crédito es malo desde el momento en que problemas médicos provocaron que te quedaras sin trabajo, es más perdonable que simplemente gastar en exceso y no pagar tus cuentas.

  3. 3

    Demuestra la capacidad para pagar el préstamo. Tu crédito puede haber sido malo a nivel personal, pero si tu negocio va bien y puedes demostrar que proporcionas una cobertura adecuada de la deuda, tienes una buena oportunidad de conseguir que te aprueben el crédito. Un buen servicio de la proporción de la deuda suele ser alrededor de 1.20:1. Esto significa que tomas de un dólar y veinte centavos en los ingresos por cada dólar de tus gastos. Cuanto más alto sea la proporción, mejor será el pronóstico.

  4. 4

    Proporciona la garantía bancaria adecuada. Entre mayor sea la liquidez de la garantía (es decir, más fácilmente la conversión a efectivo), será mejor. Si puedes asegurar el préstamo con dinero en efectivo, con un certificado de depósito o con fondos en una cuenta de ahorros, puede ser que el banco incluso no lleve a cabo una verificación de tu crédito. Sin embargo, en efectivo, los préstamos garantizados son casos aislados, por lo que es probable que ofrezcas bienes inmuebles, activos de la empresa o el equipo. Hay diferentes normas para la relación préstamo-valor, dependiendo del tipo de garantía. Por ejemplo, un vehículo, a diferencia de una casa, se deprecia en valor cada año. Por lo tanto, el banco puede prestar únicamente hasta el 60 o 70 por ciento de su valor, mientras que pueden prestar un 80 por ciento por una casa.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles