Cómo obtener una reliquia de un santo católico

Escrito por katherine teel | Traducido por ana grasso
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo obtener una reliquia de un santo católico
Cómo obtener una reliquia de un santo católico. (Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images)

En la Iglesia católica, la palabra "reliquia" se refiere a los restos físicos o a los efectos personales de un santo. Las reliquias son clasificadas en primera clase (partes del cuerpo de un santo, usualmente muy pequeñas), segunda clase (algo que perteneció al santo o que el santo vistió, a veces suelo de su tumba o, en el caso de la Virgen María, agua de un arroyo asociado con una aparición) y tercera clase (objetos, usualmente trozos de tela, que fueron tocados por una reliquia de primera clase). La veneración de reliquias es común en muchas religiones, no solo en el catolicismo. Ayuda a quienes lo practican a honrar a los santos muertos y a mantenerse conectados con los héroes de su fe.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Haz un poco de investigación, luego dirígete a la fuente. Escríbele al director de la órden de los capuchinos si estás intentando obtener una reliquia de un fraile capuchino. Escríbele a la iglesia de Santa Susana en Roma si estás buscando una reliquia de Santa Susana. Pregúntale a las personas correctas y es más probable que tengas éxito al encontrar una reliquia.

  2. 2

    Llama a tu librería católica local. Usualmente, los dueños de las librerías conocen órdenes y relicarios religiosos que están dispuestos a ayudar a las personas a obtener ciertas reliquias.

  3. 3

    Viaja hasta un relicario. Si el cuerpo del santo está enterrado en el suelo, es posible que puedas obtener una reliquia de tercera clase o incluso una de segunda clase.

Consejos y advertencias

  • No todo lo que se llama reliquia es en realidad una reliquia. Éstas son notablemente fáciles de falsificar. Las reliquias reales vienen con algún tipo de forma de autenticación, por ejemplo un sello de cera, o un certificado del relicario en el que descansa el cuerpo del santo. Siempre pide una autenticación.
  • Ten cuidado con las personas que ofrecen venderte una reliquia. La ley canónica prohíbe absolutamente el tráfico de reliquias, aunque puede que te pidan que cubras el costo del envío. Además, si la reliquia está empotrada en un marco ornamental, llamado también relicario, puede que debas comprarlo, teniendo en cuenta que la reliquia viene de esa forma.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles