Salud

Cómo obterner un organismo más alcalino

Escrito por contributing writer

Crear una condición levemente alcalina en tu organismo reduce los riesgos de cáncer y otras enfermedades. También permite que tu organismo se limpie naturalmente y se repare a sí mismo. Sigue estas útiles pautas.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Vegetales no solanáceos
  • Ciruelas Umeboshi

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Masticar bien tu comida es la manera principal de alcalinizar tu organismo. Tu saliva es alcalina. Cuando masticas bien tus alimentos, creas una solución alcalina en tu boca que es absorbida por tu torrente sanguíneo a través del proceso de digestión. Muchas personas no mastican bien su comida, lo hacen dos o tres veces y luego tragan. Para maximizar la habilidad natural de la saliva para alcalinizar tus alimentos, necesitas masticar de 50 a 100 veces. Puede sonar poco apetitoso sentarse y masticar un simple bocado de 50 a 100 veces, pero encontrarás que la comida tiene un mejor sabor, ya que la masticaste más. Notarás que los alimentos procesados tiene peor sabor luego de masticarlos, y la práctica de la masticación te ayudará a elegir naturalmente alimentos saludables. Si acostumbras tragar la comida luego de masticarla dos o tres veces, la buena masticación te tomará algo de práctica. Bloquea la entrada de tu esófago con la parte trasera de tu lengua, y luego empuja el alimento hacia adelante, al frente de tu boca. Mezcla el alimento con la saliva y comienza a contar de uno a 50. Luego de masticar de 50 a 100 veces, tu comida debería convertirse en líquido. Traga el líquido. Como alternativa, puedes colocar un reloj y masticar tu comida por un minuto antes de tragarla.

  2. 2

    Ten en mente que eliminar la carne y los lácteos de tu dieta es la segunda manera más importante para alcalinizar la sangre. Los alimentos de origen animal crean una condición ácida en tu organismo, que favorece la pérdida de calcio de tus huesos. La carne blanca del pescado es menos formadora de ácido que la carne roja y los lácteos, y puede ser consumida por la mayoría de la gente, una o dos veces por semana.

  3. 3

    Evita los vegetales de la familia de las solanáceas si quieres alcalinizar tu sangre. Estos incluyen los tomates, las patatas, los pimientos y las berenjenas. Aunque son sabrosos, son muy ácidos. Existen abundantes vegetales más alcalinos para comer, incluyendo la col, col rizada, remolachas, (pero no remolacha verde, la cual contiene altos niveles de ácido oxálico), calabaza, nabos, chirivías, zanahorias, colinabo, col japonesa, lechuga, pepinos, bokchoi y repollo. Investiga lo que se produce localmente, encontrarás muchos vegetales para elegir que no sean solanáceas. Intenta hacer la salsa de los espaguetis con calabaza y remolacha en lugar de tomates. El color rojo de las remolachas y algunas hierbas italianas frescas te dejarán satisfecho mientras alcalinizas tu sangre. Los libros de cocina macrobiótica contienen buenas sugerencias de cómo sustituir las solanáceas por vegetales neutros. "La guía de la chica moderna sobre macrobióticos" de Jessica Porter es un libro excelente para comenzar, así como "Fresco de la cocina vegetariana" de Meredith McCarty. Encontrarás recetas de todo tipo en este libro, desde lasagna a enchiladas, todo sin solanáceas ni productos animales.

  4. 4

    Comprende que el azúcar es una formadora de ácido extrema. Aunque es un hábito duro de vencer, reducir el consumo de azúcar alcalinizará tu sangre. Comienza sustituyéndola con frutas y azúcares refinados. Las frutas tropicales como cítricos, mangos y bananas son formadoras de ácido. Las frutas de climas templados como manzanas, peras, cerezas y fresas son las elecciones más alcalinas. Cocinar levemente las frutas neutraliza algunos de sus ácidos, y las hace más fáciles de digerir. Las manzanas cocinadas al vapor u horneadas son una excelente y más alcalina elección de dulces.

  5. 5

    Recuerda que las ciruelas Umeboshi son el arma secreta de los macrobióticos para neutralizar el ácido. Estas ciruelas rojas y pequeñas son de Japón y están disponibles en las secciones de Asia o de macrobiótica de tu tienda local de alimentos saludables. Contrarrestan el efecto del azúcar y de los productos animales. Un sencillo té de estas ciruelas alcalinizará tu sangre. Es grandioso para beber si tuviste un desliz y comiste un refrigerio azucarado. Para prepararlo, corta la piel de una ciruela, y pícala finamente. Coloca la ciruela en una olla pequeña con una taza de agua. Pónla a hervir. Reduce el fuego a muy bajo y déjala hervir por cinco minutos. También puedes comer una ciruela como condimento, aunque con cuidado. Las ciruelas japonesas son muy saladas. Come sólo una mitad de la ciruela por vez. Es mejor cortarle la cáscara y picarla finamente antes de utilizarla como condimento para el arroz, los frijoles o vegetales.

Consejos y advertencias

  • Consulta a un consejero macrobiótico calificado antes de embarcarte en una dieta macrobiótica. Este artículo contiene pautas generales pensadas para gente saludable.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media