Salud

¿Cómo obtiene oxígeno el feto?

Escrito por lisa cunningham | Traducido por paula santa cruz
¿Cómo obtiene oxígeno el feto?

pregnant woman image by Roman Barelko from Fotolia.com

El feto respira dentro de su madre mediante el cordón umbilical, una línea de vida que inicialmente es tan delgada como un cabello y luego crece hasta tener el grosor del dedo de un adulto y una longitud de 60 cm al final del embarazo.

Desarrollo de la línea de vida

Los pulmones del bebé comienzan a desarrollarse dentro del útero durante las primeras 13 semanas. El feto desarrolla el cordón umbilical unido a la placenta de la madre, que se conecta con el revestimiento del útero. El cordón, que sale del abdomen del bebé, contiene dos arterias y una vena. Los vasos forman vueltas sumergidas en una cobertura fina y gelatinosa que recuerdan a una soga suave y retorcida. Cuando la madre inhala, el oxígeno ingresa a su sangre a través de los pulmones y el corazón, y viaja a través de la placenta e ingresa en los pequeños vasos sanguíneos fetales. El bebé se deshace del dióxido de carbono de la misma forma, pero en reversa.

Falta de sangre

Utilizando las arterias del cordón umbilical unidas a la placenta, el corazón del feto bombea su propia sangre. Las finas ramas de la placenta están bañadas por la sangre materna; son drenadas por las tributarias de la vena umbilical, la que lleva la sangre nuevamente al feto para regresarla al corazón. La sangre usada del feto es bombeada hacia las arterias y las venas regresan la sangre oxigenada al corazón. Mientras tanto, la sangre materna de la placenta forma un lago que baña los pequeños vasos del feto, o capilares. A diferencia de la sangre fetal que en la placenta se mantiene dentro de vasos sanguíneos, la sangre materna fluye dentro de 80 a 100 pequeñas arterias uterinas que vacían su contenido en un lago de 150 ml. Esta sangre se oxigena tres o cuatro veces por minuto.

Peligros

En casos raros, la placenta se desprende del útero y el feto puede obtener menos oxígeno, poniendo en riesgo al bebé. Sólo el 1 por ciento de las mujeres embarazadas sufren esto, y normalmente ocurre durante las últimas 12 semanas. Las mujeres que ya tienen niños, son mayores de 35 años, han tenido un desprendimiento anterior o padecen anemia falsiforme, presentan un mayor riesgo de desprendimiento de placenta.

Luego del nacimiento

Luego del nacimiento la temperatura del bebé desciende, provocando que la sustancia gelatinosa que cubre el cordón se hinche y colapse los vasos sanguíneos en su interior. Esto crea una pinza natural y puede llevar solo cinco minutos si se deja. Cuando un niño comienza a respirar, el corazón y el sistema circulatorio toman el mando y el bebé usa sus propios pulmones para obtener oxígeno. Los cambios químicos, el estiramiento y el enfriamiento ayudan a apretar los músculos del cordón.

Las venas desaparecen

Las venas que surcan el hígado y conectan la vena izquierda umbilical con la vena cava inferior del feto, las venas más grandes que regresan la sangre al corazón desde las áreas por debajo del diafragma, pierden su función circulatoria luego del nacimiento pero permanecen como parte del hígado. En el transcurso de una o dos semanas, el cordón se seca y se separa del ombligo. A las madres se les explica como mantener limpia la zona y que deben llamar al médico ante cualquier cambio anormal.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media