¿Qué ocasiona el dolor de cabeza durante el embarazo?

Escrito por kena sosa | Traducido por mayra cabrera
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Qué ocasiona el dolor de cabeza durante el embarazo?
Los dolores de cabeza pueden ser una molestia en el embarazo. (Pixland/Pixland/Getty Images)

Cuando la gente habla de los problemas del embarazo, por lo general menciona las náuseas y falta de energía. Sin embargo, muchas mujeres se sorprenden al descubrir que los dolores de cabeza son uno de los síntomas más comunes que sufren durante el embarazo. No hay una sola causa de estos dolores de cabeza, sino muchas. Esto no significa que estés condenada a sufrir de dolores de cabeza durante el embarazo. Si eres consciente de sus causas, es probable que puedas evitar que ocurran del todo la mayoría de los dolores de cabeza.

Otras personas están leyendo

Advertencia

Los mismos factores que ocasionan muchos de los dolores de cabeza en nuestra vida cotidiana son también culpables de los dolores de cabeza en las embarazadas. El estrés, la tensión emocional, en particular la extrema, que puede ser acentuada por tus hormonas durante este tiempo, es uno de los principales culpables. Aunque es imposible evitar todo el estrés, toma en cuenta que tú y tu bebé son lo más importante en este momento. Si bien no es una situación grave, debes decirle a tu inductor del estrés "no eres lo suficientemente importante en este momento", y déjalo ir. Durante el embarazo es aconsejable mantener la presión arterial en un nivel normal. Si estás enojada o molesta durante el día, no te castigues por ello, toma tiempo para relajarte. Esto debería ayudar a aliviar la presión. No descansar lo suficiente también puede darte dolor de cabeza. Si este es el caso, date un tiempo para una siesta corta y asegúrate de que el descanso sea una parte regular de tu agenda. No tomes analgésicos para los dolores de cabeza a menos que hayan sido aprobados por tu médico.

Consideraciones

Tus hábitos alimenticios también pueden ocasionarte dolores de cabeza durante el embarazo. Hoy en día la mayoría sabe que comer en exceso no es la forma más saludable para ayudar a tu bebé, pero tampoco lo es comer como si no estuvieras embarazada. Muchas mujeres embarazadas, a fin de evitar el hambre al azar y la indigestión, hacen varias comidas pequeñas o meriendas durante el día en lugar de tres comidas grandes. Si esperas demasiado tiempo entre las comidas y el azúcar en la sangre baja demasiado, esto puede darte dolor de cabeza. Lleva bocadillos contigo y, si comienzas a sentirte mal, pica galletas o fruta y observa si te sientes mejor. Si comes algo que normalmente no consumes, por ejemplo algo muy grasoso cuando nunca comes alimentos fritos, también puedes sentirte un poco mal. Come sano y con frecuencia y te sentirás mucho mejor.

Factores ambientales

La forma en que trabajas o pasas tu día también podría tener un efecto. Si trabajas en una oficina frente a una computadora todo el día, la espalda o el cuello con el tiempo se cansan. Este dolor puede transferirse a la cabeza. La iluminación en oficinas tiende a ser brillante con la falta de luz natural. Si estos factores te están afectando y te dan dolores de cabeza, cambia lo que puedas en tu entorno de trabajo. Asegúrate de que tu silla sea ergonómica y trae una pequeña almohada para amortiguar la espalda. Toma descansos cuando sea posible. Estira las piernas y frota tu cuello. Si la luz te molesta, durante las pausas ve a otra habitación, un salón o al aire libre para dar a tus ojos un descanso. La vista puede empeorar ligeramente durante el embarazo y causar que la fuerces al ver una pantalla. Si usas lentes o lentillas, asegúrate de usarlos para evitar esta la causa de dolores de cabeza.

Temperatura

Las temperaturas extremas pueden causar dolores de cabeza a las mujeres embarazadas, especialmente el calor. Si te pasas el día donde no hay aire acondicionado, haz lo que puedas para asegurarte de que no te sobrecalientes. Abre los respiraderos o ventanas para mantener tu área apropiadamente ventilada. Usa un ventilador, o disfruta de una bebida fría con regularidad para mantenerte hidratado. Si está demasiado caliente, hay lugares en todos lados a los que puedes ir para compartir un poco de aire acondicionado gratis, como un centro comercial. Puedes quedarte tanto tiempo como sea necesario.

Abstinencia

Si has dejado la cafeína durante el embarazo, aunque muchas fuentes no consideran que una pequeña cantidad, por ejemplo una taza de café, será perjudicial para tu bebé, probablemente vas a sufrir de abstinencia de cafeína, lo que provoca dolores de cabeza. Durante unas semanas es probable que notes que tienes un dolor de cabeza por la mañana, mientras tu cuerpo se reajusta a despertar sin cafeína. Si has dejado de fumar ahora que estás embarazada, también experimentarás los síntomas de abstinencia, como dolores de cabeza, por un tiempo. Estás haciendo lo que es mejor para su bebé al hacer estos sacrificios, pero a menos que tu médico lo permita, no debes tratar tus síntomas de abstinencia con otros medicamentos, especialmente la aspirina, ya que al diluir la sangre, puede ser peligrosa durante el embarazo para ti y tu bebé. Con el tiempo, tu cuerpo se acostumbrará a la vida sin nicotina o la cafeína y te sentirás una vez más que eres de nuevo tú misma, aunque con un poco de sueño.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles