Cómo ocultar un refrigerador grande con ayuda de una alacena

Escrito por f.r.r. mallory | Traducido por pei pei
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo ocultar un refrigerador  grande con ayuda de una alacena
Una alacena china puede ser la solución cuando tienes un refrigerador feo y desagradable. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Los refrigeradores pueden sobresalir demasiado en una cocina y ser tan evidentes como un pulgar dolorido. La primera solución para ocultar esa gran refrigeradora es conseguir una barra o mostrador que cuente con un espacio especial para empotrar un refrigerador. Esto hace que éste se alinee con el resto de los gabinetes, emparejando la vista frontal de tu cocina. La segunda solución es esconder una de las caras laterales del refrigerador para que parezca ser otra cosa. La solución más común es construir una pared delgada o -media pared- para ocultarlo, sin embargo, esto seguirá siendo un muro que se adentra en la habitación tal y como lo hace el refrigerador sin pared que lo oculte. La alternativa a todas estas maniobras es montar unos gabinetes a los lados para que el refrigerador desaparezca visualmente. Esta técnica es muy sencilla y sólo requiere de una alacena o gabinete que te sirva para ocultar la cara lateral del refrigerador.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Tablero de MDF (fibra de densidad media)
  • Pintura
  • Rodillo de espuma
  • Brocha
  • Molduras tipo cornisa
  • Sierra de inglete
  • Adhesivo de construcción
  • Prensas para madera
  • Moldura plana de una pulgada (2,5 centímetros)
  • Alacena o aparador
  • Taladro
  • Tornillos cónicos
  • Destornillador

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Mide la profundidad del refrigerador. La mayoría tiene 36 pulgadas (91 centímetros). Agrega 1 pulgada (2,5 centímetros).

  2. 2

    Corta una pieza de tablero de fibra de densidad media (MDF) que tenga 8 pies (2,44 metros) de alto y la medida que obtuviste en el Paso 1 de ancho. Lija el tablero a lo largo del borde de corte para que quede liso y suave. Pinta ambos lados del MDF del mismo color que las paredes de la cocina. Deja que la pintura se seque durante 4 horas.

  3. 3

    Corta una pieza de moldura tipo cornisa que se ajuste bien alrededor del borde superior del tablero de MDF. Corta un par de piezas que se ajusten a ambos lados y también otro par para los extremos. Fija los trozos de moldura con adhesivo de construcción y sujétalos con prensas para madera hasta que el pegamento se seque. Ahora mide desde la parte inferior de la moldura hasta el borde inferior del tablero de MDF. Corta un pedazo de la moldura plana de 1 pulgada (2,5 centímetros) de ancho a esta longitud. Si la parte expuesta de tu refrigerador queda a tu derecha cuando te diriges a él, la moldura debe montarse en el lado derecho del tablero de MDF. Si el lado expuesto queda a tu izquierda, entonces este trozo de moldura debe quedar en el lado izquierdo.

  4. 4

    Pega la moldura de 1 pulgada (2,5 centimetros) de modo que sobresalga por el lado derecho o izquierdo del MDF, más o menos a la misma distancia en que sobresale la moldura tipo cornisa. El lado que tiene la moldura de 1 pulgada (2,5 centímetros) debe topar contra el borde inferior de la moldura tipo cornisa. Típicamente, la saliente es de aproximadamente 1/4 de pulgada (unos 6 milímetros). Deja que el pegamento se seque durante aproximadamente 4 horas. Pinta las molduras con pintura blanca semibrillante. Deja secar durante otras 4 horas.

  5. 5

    Dale la vuelta a una alacena o aparador chino de 36 pulgadas (91 cm) de ancho para que tengas acceso a la parte trasera. Coloca el tablero de MDF con la pieza extra de moldura de espalda con la parte trasera del mueble. Centra bien el mueble en el MDF. Haz una perforación a través del mueble lo mismo que a través del MDF.

  6. 6

    Coloca unos tornillos cónicos de madera a través del MDF y el mueble en al menos 8 puntos, de modo que las dos piezas queden bien fijas entre sí.

  7. 7

    Coloca la alacena con la pieza de MDF ya adjunta, de manera que la moldura lateral cubra la esquina de la pared detrás de la refrigeradora. El MDF debe crear la ilusión de que existe un muro entre el mueble y el refrigerador. Toda la cara lateral del refrigerador debe estar oculta. La moldura tipo cornisa debe simular que el "muro''' se une al techo.

Consejos y advertencias

  • En algunos casos es posible que necesites eliminar pequeñas secciones del zoclo o moldura de base para ajustar la pieza adecuadamente con la pared. También puedes añadir molduras tipo zoclo alrededor de la parte inferior del MDF en las áreas donde el mueble no entra en contacto con el zoclo adjunto a la pared. Este diseño te permitirá ocultar un refrigerador grande y poco atractivo en un apartamento de alquiler sin dañar las paredes.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles