Qué ocurre cuando un compuesto iónico se disuelve en agua

Escrito por j.t. barett | Traducido por enrique pereira vivas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Qué ocurre cuando un compuesto iónico se disuelve en agua
Las moléculas de agua rodean y separan los compuestos iónicos, disolviéndolos. (Ablestock.com/AbleStock.com/Getty Images)

El agua líquida es uno de los mejores disolventes para disolver muchos compuestos iónicos tales como la sal de mesa. La clave de esta capacidad reside en la atracción eléctrica entre el hidrógeno y los átomos de oxígeno. Los protones de hidrógeno positivos atraen los iones negativos y los átomos de oxígeno negativos atraen loa iones positivos. Esto crea la fuerza suficiente para romper el enlace en el compuesto iónico y así disolverlo.

Otras personas están leyendo

Enlace iónico

Los enlaces iónicos se forman entre dos átomos cuando uno pierde un electrón, convirtiéndose en más positivo, y otro gana un electrón, convirtiéndose en más negativo. Las cargas eléctricas opuestas se atraen entre sí, por lo que los dos átomos se pegan juntos. Los dos átomos juntos son más estables de lo que son por sí mismos. Otras atracciones eléctricas entre los átomos son aún más fuertes que el enlace iónico; sin embargo, por lo que el único vínculo dura hasta que no hayan fuerzas más fuertes presentes.

Enlaces de hidrógeno

En el agua, dos átomos de hidrógeno se unen a un átomo de oxígeno, formando lo que los químicos llaman un enlace covalente. Los enlaces covalentes son muy fuertes. Debido a la forma doblada de la molécula de agua, un lado es más eléctricamente positivo y el otro lado es más negativo. Las moléculas de agua atraen a otras moléculas y se atraen entre sí a causa de estas cargas. Cuando el agua atrae a otros átomos cargados, se pegan, aunque no tan fuertemente como con un enlace covalente. En este caso, se forma un enlace de hidrógeno.

Disolución

Cuando se mezcla un compuesto iónico, tal como el cloruro de sodio, en agua, las cargas eléctricas en las moléculas de agua dominan a los enlaces iónicos, tirando del sodio y cloro aparte y rodeándolos con agua. Los átomos de la sal no desaparecen, pero ya no forman el compuesto iónico. Con las moléculas de agua en la forma, no se pueden mover lo suficientemente cerca como para formar un enlace iónico.

Saturación

Se necesita un cierto número de moléculas de agua para rodear y separar eficazmente los átomos en un compuesto iónico. Cuando las moléculas de agua están todas ocupadas con otros iones, las nuevas moléculas iónicas no se disuelven; éstas se hunden o flotan en el agua y siguen siendo un compuesto. Cuando añades demasiada cantidad de una sustancia en agua y ya no se disuelve, el agua está saturada con el compuesto iónico.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles