Qué es lo que ocurre cuando se mezcla cloro con amoníaco

Escrito por alec preble | Traducido por priscila caminer
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Qué es lo que ocurre cuando se mezcla cloro con amoníaco
Nunca mezcles la lejía con el amoníaco. (Thinkstock/Comstock/Getty Images)

Puedes no darte cuenta de los peligros que acechan en tu armario de artículos de limpieza, ya que algunos productos químicos son extremadamente tóxicos cuando se mezclan. La lejía (como el Clorox) y el amoníaco son dos productos de limpieza comunes que nunca deben ser combinados. Los vapores de la mezcla pueden provocar la muerte si se inhalan.

Otras personas están leyendo

Peligros de la mezcla

Cuando la lejía y el amoníaco se combinan, una reacción química es estimulada. El gas de la lejía, la cloramina y otros productos químicos tóxicos son liberados en el aire cuando estas dos sustancias se mezclan entre sí. Diferentes composiciones químicas se crean en función de la cantidad de amoníaco y lejía que haya en la mezcla.

Efectos de los vapores

Los vapores generados por cualquiera de los productos químicos creados son perjudiciales, explosivos y volátiles. La mezcla se ha utilizado en la guerra química; es así de peligrosa. La mezcla puede explotar, causando quemaduras químicas dolorosas, o si lo hace suficientemente cerca de la piel, o entra en la boca, la garganta y los pulmones, causará dolor intenso, daño celular y muerte.

Prevención de accidentes

Mantén todos los productos de limpieza en un estante alto, lejos de los niños o adultos que podrían mezclarlos. No coloques la lejía y el amoníaco próximos uno del otro. Adhiere un pedazo de papel con una advertencia en la parte exterior de las botellas si te preocupa que alguien inadvertidamente pueda mezclarlos; la gente suele ignorar las advertencias impresas en la parte posterior de los productos, pero el truco es hacer una gran nota, escrita a mano. Cámbiate a limpiadores naturales y elimina la lejía y el amoníaco de tu casa para evitar las preocupaciones por completo.

Qué hacer

Si la lejía y el amoníaco se mezclan en cualquier cantidad, cúbrete la nariz y la boca y respira aire fresco inmediatamente. Si la mezcla cae sobre tu piel, inmediatamente enjuágate con agua tibia. Cualquier persona expuesta a la mezcla debe buscar ayuda médica de inmediato, independientemente de que sientan algún efecto, ya que los síntomas pueden aparecer posteriormente.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles