¿Qué le ocurre a tu piel si permaneces al sol demasiado tiempo?

Escrito por noel stanchfield | Traducido por mila guevarian

Otras personas están leyendo

¿Qué le ocurre a tu piel si permaneces al sol demasiado tiempo?

Protege tu piel y ella te devolverá el favor.

BananaStock/BananaStock/Getty Images

Piel y sol

La piel humana está considerada como el órgano más grande del cuerpo. Se extiende por toda su superficie y es, al mismo tiempo, delicadamente sensible al tacto y extremadamente resistente y elástica ante las amenazas externas. El peligro mayor para tu piel no son las cuchillas afiladas, ni la lepra, ni el fuego… es el sol.

Defensa natural

Cuando expones tu piel a los rayos del sol, la radiación ultravioleta (UV) estimula en ella la producción de una sustancia química llamada melanina. El propósito de la melanina es proteger tu piel de los rayos ultravioleta. Normalmente, pasan varias horas hasta que comienza a producirse, por lo que varios días de exposiciones cortas al sol reducirán el riesgo de padecer quemaduras solares o enfermedades cutáneas. La melanina hará que tu piel adquiera de forma natural un tono bronceado o, en el caso de que seas de piel clara, es posible que provoque la aparición de pecas. Este pigmento es la defensa natural que posee el cuerpo para luchar contra los rayos ultravioleta. Si la exposición a los rayos UV es leve y poco frecuente, la producción de melanina será baja y, por lo tanto, la protección natural de tu piel será menor. Pero también es cierto que una menor exposición a los rayos del sol disminuye las probabilidades de sufrir quemaduras solares.

Sobreexposición

Una exposición prolongada y directa a los rayos UV del sol sin llevar ningún tipo de protección aumenta la vulnerabilidad de tu piel. Dado que tu organismo necesita algún tiempo para producir la melanina que protege la piel, pasar largos períodos al sol puede ocasionar quemaduras solares graves. Sin esa protección, los rayos UV pueden quemar la piel y dejar las capas superiores de la dermis enrojecidas, sensibles y doloridas.

Precauciones

Puedes tomar precauciones para reducir las probabilidades de sufrir quemaduras solares y para proteger tu piel contra los rayos UV. La mayoría de los dermatólogos recomienda usar a diario, incluso en invierno, un protector solar con FPS 30 o mayor. Además, si vas a permanecer bajo el sol durante un tiempo prolongado, tendrás que volver a aplicar el protector en intervalos de pocas horas. Es muy recomendable ponerse un sombrero y refugiarse de la luz solar directa cuando sea posible. La piel es un órgano resistente y asombroso, si haces todo lo que esté en tu mano para cuidarla, te devolverá el favor.

No dejes de leer...

Referencias

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media