Mi olla no llega a la presión adecuada

Escrito por athena hessong Google | Traducido por mike tazenda
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Mi olla no llega a la presión adecuada
Averigua por qué tu olla no eleva lo suficiente la presión. (Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images)

Las ollas a presión reducen el tiempo de cocción de los alimentos acumulando presión en su interior. A medida que la presión se incrementa, el vapor queda atrapado adentro y el punto de ebullición de los líquidos se eleva, cociendo los alimentos a mayores temperaturas que una olla común. A menos que la olla alcance los 15 psi requeridos para la alta presión necesaria en la mayoría de las recetas, esta no se diferencia de una olla ordinaria con tapa, y el tiempo de cocción no disminuye. Hay varias cosas que pueden hacer que la olla no eleve su presión, e identificar y resolver el problema por ti mismo puede llegar a ahorrarte el tener que reemplazar tu accesorio.

Otras personas están leyendo

La tapa no está asegurada

Este es el problema más sencillo que hace que no se eleve la presión. La olla a presión no incrementará la cantidad de vapor si la tapa no está firmemente cerrada. Existe un mecanismo de seguridad para evitar que una tapa sin bloquear salga disparada cuando la olla toma alta presión. Verifica el mecanismo de cierre en tu olla. En general, se requiere que la tapa esté rotada para poder bloquearse, pero algunos modelos presentan un cierre adicional, el cual se debe ajustar para poder sellar la tapa.

Juntas gastadas

Con el tiempo, las junta entre la tapa y la olla se puede gastar y deteriorar. De esta manera, la tapa no puede cerrar herméticamente. Si el vapor se escapa por la junta gastada, nunca se puede alcanzar la alta presión necesaria dentro de la olla. Quita el burlete de abajo de la tapa e inspecciónalo cuidadosamente buscando rajaduras, zonas gastadas o rotas. Si notas cualquier defecto, reemplaza el burlete por uno diseñado para ser usado en tu modelo de olla a presión.

Burlete mal colocado

Los burletes que no están gastados simplemente pueden estar mal colocados en el canal de alrededor de la tapa. Quita el burlete de abajo de la tapa de la olla y vuelve a colocarlo. Pasa el dedo alrededor de la junta para asegurarte de que esté correctamente asentada sobre la tapa, sin partes que se eleven por encima del resto. Cubre la junta ligeramente con aceite vegetal para ayudar a que la olla cierre más herméticamente.

Válvula y problemas de ventilación

Verifica la válvula reguladora de presión y la válvula de seguridad. La reguladora de presión debe estar limpia y libre de suciedad. Una válvula reguladora de presión tapada evita que la olla alcance la presión necesaria. Acostúmbrate a limpiarla cada vez que usas la olla para evitar problemas en el futuro. Si la válvula de seguridad está dañada, no podrás reparar la olla por ti mismo y necesitarás reemplazarla o llamar al fabricante para que la repare. Las ollas de presión a menudo usan un peso para regular la presión que soporta el tubo de ventilación superior. El peso del regulador de presión debe estar en su lugar para evitar que escape el vapor.

Fuente de calor

Las ollas de presión se deben colocar sobre la estufa a fuego fuerte. Usar un fuego más bajo disminuirá de forma dramática la velocidad en la que la olla toma presión, o bien evitará por completo que la presión aumente. Las estufas de gas alcanzan inmediatamente la temperatura configurada, pero las estufas eléctricas requieren algo de tiempo para que se calienten las bobinas. Usa dos quemadores cuando cocines con estufas eléctricas o de inducción. Configura una a fuego fuerte y la otra en bajo o medio para mantener la presión. Enciende ambas al mismo tiempo, y tan pronto como la olla alcance la presión a fuego fuerte, muévela al quemador precalentado en medio o bajo para mantener la presión. Las estufas eléctricas se enfrían lentamente y la presión puede continuar elevándose en la olla, eso causará potenciales daños y requerirá reparación por parte del fabricante o bien un reemplazo de la unidad.

Receta equivocada

La presión no se generará en una olla que no contiene vapor. Si cocinas algo en la olla a vapor y no modificas la receta respecto de la cantidad de líquido puede hacer que no se produzca vapor. Siempre añade al menos una taza de agua a la comida que se encuentra en la olla a vapor. Así le aportas suficiente agua para generar el vapor que necesita para elevar la presión. Las recetas que usan una alta proporción de agua tardan más tiempo en calentarla y convertirla en vapor, y en consecuencia, tardan más en alcanzar la presión respecto de recetas que utilizan menos agua. Verifica la cantidad de alimentos dentro de la olla a presión. Si está muy llena, tendrá dificultad para elevar la presión. El nivel de alimentos y agua no debe ser más alto que la marca de llenado en el interior de la olla. Cocina los alimentos en tandas o usa una segunda olla a presión si necesitas preparar una gran cantidad de comida.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles