Olor a quemado de mi aspiradora Hoover

Escrito por jamie conrad | Traducido por maría florencia lavorato
Olor a quemado de mi aspiradora Hoover

Mantén tu aspiradora en buena forma para evitar problemas de olor a quemado.

Brand X Pictures/Brand X Pictures/Getty Images

Las aspiradoras Hoover eliminan la suciedad de nuestras casas, manteniéndolas limpias y frescas. Sin embargo, si notas un olor desagradable a quemado mientras la estás usando, tu casa se ​​vuelve notablemente menos dulce. El olor a quemado puede ser el resultado de diversos problemas, algunos de gravedad y algunos menores. Debes actuar rápidamente para encontrar la causa del problema y repararla para proteger tu equipo y tu seguridad personal.

Otras personas están leyendo

Problemas de correa

La causa más común del olor a quemado de una aspiradora Hoover o cualquier otra es una correa dañada. La correa se desplaza a través de la aspiradora continuamente a medida que la máquina funciona, haciendo que el cepillo gire. La correa puede dañarse debido a un desgaste normal por el uso, quedar atrapada en el cepillo (si el cepillo se atasca o no gira correctamente) o salirse de la guía. La correa puede sufrir quemaduras por el calor, desgarros o estiramientos, todo lo cual crea un olor a quemado súbito similar al caucho quemado. Para reparar el problema la correa debe ser reemplazada. Consulta con un distribuidor de Hoover o llama a la compañía con la marca y número de modelo de tu aspiradora para comprar una correa de repuesto. La correa puede ser reemplazada siguiendo las instrucciones en el manual del propietario o Hoover tiene un servicio de reparación que hará el trabajo por ti.

Motor quemado

En ocasiones, el motor de tu Hoover simplemente puede dejar de funcionar y quemarse. Esto se produce por una serie de razones, pero las más comunes son el uso excesivo de la aspiradora o simplemente el uso de una aspiradora vieja con un motor viejo que se ha desgastado con el tiempo. El olor producido por este problema es similar a los cables o el plástico quemado o derretido. La sustitución del motor debe ser realizada por un especialista en reparación de aspiradoras de confianza o por un especialista de Hoover. En ocasiones, el motor no se quema por completo, sino que sólo se sobrecalienta por un momento y simplemente necesita enfriarse.

Motor sucio

El trabajo de tu Hoover es encontrar y recoger el polvo en la casa. Por lo tanto, el motor de tu aspiradora, ya sea viejo o nuevo, puede acumular polvo con el tiempo. Esto también puede ocurrir debido a un filtro obstruido. La acumulación de polvo es normal y generalmente no causa un problema. Si hay demasiada acumulación de polvo, puede provocar olor a quemado ya que el motor lo quema. El olor a quemado no suele ser una causa de preocupación. Una vez que el polvo se quema completamente fuera de la cámara del motor, el olor debe desaparecer. Si el olor no desaparece, ponte en contacto con un especialista en reparación de Hoover para determinar el curso de acción para tu aspiradora.

Otros problemas

A veces, tu Hoover puede producir un olor a quemado que no coincide (ni en olor o síntomas) con ninguno de los problemas mencionados anteriormente. Si esto ocurre, ponte en contacto con un centro autorizado de reparación Hoover. El problema puede ser demasiado complicado para que lo puedas reparar por tu cuenta y puede ser peligroso continuar usando la aspiradora en estas circunstancias. Lleva tu Hoover a un técnico de reparación que le puede hacer un buen "chequeo" a tu aspiradora y determinar la causa y cualquier otro problema con ella.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2015 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media