Opresión y dolor detrás de las rodillas

Escrito por michelle zehr | Traducido por lucrecia garcía
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Opresión y dolor detrás de las rodillas
Un quiste de Baker puede ser el resultado de la artritis. (Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images)

Un quiste de Baker (también conocido como quiste poplíteo) provoca una sensación de dolor y opresión detrás de una o ambas rodillas. Estos quistes, que están llenos de líquido, pueden dar lugar a molestias durante la actividad física, al caminar y durante las tareas normales en las que se soporta peso. Si sientes dolor y rigidez detrás de las rodillas, interrumpe la actividad física y consulta a tu médico para un diagnóstico.

Otras personas están leyendo

Causas

Un quiste de Baker es el resultado del exceso de líquido sinovial (el líquido responsable de permitir que la rodilla se mueva libremente y sin fricción). Un quiste de Baker puede ser el resultado de una enfermedad subyacente, incluyendo artritis y un cartílago desgarrado. En los atletas jóvenes, las lesiones son a menudo la causa. Estos quistes son más a menudo el resultado de la artritis en las personas mayores. También puedes desarrollarlo como resultado de la acumulación de líquido alrededor de tus rodillas.

Señales

Algunas personas puede que nunca experimenten un signo o síntoma cuando tienen un quiste de Baker. Otros individuos pueden experimentar hinchazón detrás de las rodillas y de vez en cuando a lo largo de la parte posterior de la pierna. Puede que sientas dolor de leve a grave y que tu rodilla esté rígida. Al sentir la parte posterior de la pierna, la rodilla puede sentirse como un globo de agua. Tu rodilla puede doler y los dolores tienden a aumentar con la actividad física.

Diagnóstico

Si tienes síntomas de un quiste de Baker debes concretar una cita con tu médico. El médico tomará tu historia clínica y te hará un examen físico. Dado que un quiste de Baker puede simular condiciones más serias como tumores y coágulos de sangre, el médico puede ordenar pruebas adicionales. Puede que te tengan que hacer un ultrasonido o resonancia magnética para ayudar a que tu médico obtenga una imagen más clara de la rodilla. Estos estudios de imágenes examinan tus huesos, así como también los ligamentos, tendones, cartílagos y otros tejidos blandos alrededor de la rodilla. Ellos pueden diagnosticar lesiones y también la artritis que puede ser la causa de tu quiste de Baker.

Tratamiento

Los quistes de Baker a menudo desaparecen sin tratamiento alguno. Si tienes un quiste grande o sufres de intenso dolor, el médico puede optar por drenar la rodilla. La terapia física también puede usarse para reducir los síntomas y restaurar la función de la rodilla. Tu médico también puede recetar medicamentos anti-inflamatorios o inyecciones para reducir la inflamación. El tratamiento de un quiste de Baker también depende de la causa subyacente. El tratamiento de la artritis o una lesión puede ayudar a reducir los síntomas de un quiste de Baker.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles