Cómo organizar las ideas para escribir

Escrito por sophie johnson | Traducido por priscila caminer
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo organizar las ideas para escribir
Cualquier método que no se interponga en el camino del registro de los pensamientos y que fomente el flujo de ideas puede funcionar. (David De Lossy/Photodisc/Getty Images)

Muchos enfoques pueden ayudarte a organizar tus ideas para escribir; el truco es elegir uno que no sólo se adapte a tu forma de pensar, pero que también coincida con lo que planeas escribir. Los programas de organización, gestión y redacción de proyectos intentan automatizar el proceso, pero más allá de que utilices software o un buen y antiguo papel y una pluma, el método es el mismo: registrar las ideas y luego ordenarlas de manera de facilitar la escritura y la edición. Teniendo en cuenta esto, no hay una manera "correcta" para organizar las ideas. Cualquier método que no se interponga en el camino del registro de los pensamientos y que fomente el flujo de ideas puede funcionar.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Una gran pizarra o papel, como un papel de periódico o cartulina y herramientas apropiadas de escritura en más de un color (por ejemplo un rotulador de borrado en seco) para el método de la burbuja.
  • Gran cantidad de fichas con herramientas de escritura y marcadores para el método de la tarjeta.

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Método de la burbuja

  1. 1

    Escribe el asunto de tu proyecto de escritura o su título en el centro de la pizarra de borrado en seco o en un papel grande. Haz un círculo en él.

  2. 2

    Escribe tantas ideas sobre el objeto que te puedas imaginar, haciéndole círculos alrededor de cada una y dibujar líneas conectoras entre los pensamientos. Encontrarás que escribir un pensamiento probablemente impulsará un torrente de ideas relacionadas con ese pensamiento. Haz un racimo de ideas en torno a la que provocó el resto, dibujando rayas para conectarlas al pensamiento original. Anota las ideas rápidamente. No te detengas si encuentras un vacío desconectado de las ideas.

  3. 3

    Haz un balance de tu esfuerzo, conectando las burbujas aisladas. A veces, las burbujas pueden conectarse a más de una otra idea; dibuja estas líneas.

  4. 4

    Distingue las ideas principales, los pensamientos necesarios para cubrir lo que es más importante y fundamental sobre el tema. Marca con otro color, con un punto o subrayando, para que puedas verlas a todas de un vistazo.

  5. 5

    Distingue las ideas, esos pensamientos que explican más, da ejemplos o prueba las ideas que acabas de marcar. Marca las ideas de soporte con un tercer color.

  6. 6

    Haz un balance de la hoja de la burbuja para ver si una idea principal u otra tienen demasiada cobertura o quizás sean demasiado específicas. También averigüa si hay demasiadas ideas principales para el límite del proyecto escrito. Puede que veas que el tema original es demasiado amplio (tiene dos o más proyectos de escritura equivalentes al material) o demasiado estrecho (tu tema podría ser en realidad un subtema o necesita realizarse más investigaciones para obtener nuevas ideas).

  7. 7

    Ordena tus ideas, utilizando uno de los métodos de la sección "elige cómo ordenarás tus pensamientos al escribir".

    Método de la tarjeta de índice

  1. 1

    Anota todo lo que se te pueda ocurrir para el tema, utilizando una tarjeta separada para cada idea. Hazlo rápido, sin detenerte para pensar.

  2. 2

    Distribuye las tarjetas de índice en un gran rectángulo de columnas y filas.

  3. 3

    Separa las ideas principales del resto, marcando las tarjetas con un color diferente. Recoge el resto de las tarjetas.

  4. 4

    Usa las tarjetas marcadas con las ideas principales para formar la parte superior de las columnas nuevas. Estas pueden ser considerados como categorías o etiquetas.

  5. 5

    Coloca las otras tarjetas bajo la columna de tarjetas a las que están relacionadas.

  6. 6

    Coloca las tarjetas sobrantes como tarjetas de encabezado, ideas principales, si aplica, o crea nuevos encabezados en los que podrían ir.

  7. 7

    Haz un balance de los trabajos, reordenándolos en un mejor grupo de lotes de tarjetas relacionadas. Fíjate si hay demasiado material sobre la misma idea y si faltan datos para completar otra y qué parte necesitará más investigación o pensamientos.

  8. 8

    Ordena las ideas cuando te prepares para escribir, utilizando uno de los siguientes métodos.

    Elige cómo ordenarás tus pensamientos al escribir

  1. 1

    Considera la posibilidad de darle un enfoque espacial a la escritura: un enfoque espacial podría ser apropiado si escribes acerca de un lugar o de algo que tiene dimensiones, como una casa. Comienza a escribir en el punto A, trasladándote a zonas adyacentes hasta que hayas escrito acerca de todos los espacios y lugares de tu tema. Si eliges este método, determina las primeras y últimas cosas sobre las que escribirás, y traza una ruta de escritura entre ellas numerando los principales temas; los subtemas se escribirán antes de pasar a la siguiente idea principal.

  2. 2

    Considera la posibilidad de un enfoque cronológico, lo que te haría comenzar por el principio de los acontecimientos, pasando a través del tiempo hasta el final de la historia. La ficción normalmente emplea este enfoque, como lo haría un tema de historia. Prepárate al ordenar las tarjetas de principio a fin o numerando las principales burbujas de ideas en el orden en que las usarás.

  3. 3

    Considera comenzar con los temas generales; a continuación, pasa a las de información más específica. Esto podría ser adecuado si el material tiene algunas ideas importantes, pero también una gran cantidad de información específica que apoye esas ideas. Decide en qué orden cubrirás esos pocos temas generales, junto con la información de apoyo más específica.

  4. 4

    Considera comenzar con los temas específicos; a continuación, pasa a los más generales. Esto podría ser adecuado si tienes pensamientos específicos que sirven como ejemplos básicos que ilustran las ideas o temas generales. Decide en qué orden cubrirás los temas principales; los encabezarás con ejemplos específicos.

  5. 5

    Considera la posibilidad de organizar las ideas (o numerarlas) de acuerdo con un orden lógico. Este es el enfoque a elegir si un lector necesita entender la información de una idea antes de comprender otra.

  6. 6

    Organiza la ideas, moviendo las tarjetas o numerando las burbujas, en un orden de causa y efecto, si aplica, como podría ser el caso en el que escribas sobre algo así como un experimento de laboratorio o una secuencia de eventos que ocurren uno tras otro como fichas de dominó cayendo.

Consejos y advertencias

  • Si vas a escribir una gran cantidad de información específica para apoyar las ideas más generales, es posible que desees organizar separadamente cada grupo de información de apoyo como si la idea general fuera el sujeto de tu propio proyecto.
  • Si el resaltado te hace sentir seguro, la etapa para hacerlo es después de haber elegido el enfoque que tomarás para escribir el tema.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles