Orígenes del salto con pértiga

Escrito por brianhutchinson | Traducido por maría florencia lavorato
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Orígenes del salto con pértiga
Un saltador de pértiga aclara la norma; este deporte se ha practicado durante miles de años. (pole vault image by Cindy Haggerty from Fotolia.com)

Los sofisticados postes de fibra de vidrio y fosos acolchados del salto con pértiga de hoy en día hacen difícil imaginar orígenes más humildes de este deporte. La plantación estratégica de los palos, lanzas y polos, sin embargo, era una habilidad perfeccionada por las sociedades antiguas y medievales. La técnica se utiliza comúnmente para desplazarse sobre terrenos difíciles y para montar ataques contra fortificaciones elevadas. Estos comienzos históricos eran el presagio de la forma moderna de salto con pértiga que se desarrolló a finales de 1700.

Otras personas están leyendo

Orígenes históricos

Los restos de la herencia del salto con pértiga todavía se pueden evidenciar en la obra de arte y la escritura de las civilizaciones antiguas. Los dibujos lapidarios en Egipto, que datan del Imperio Antiguo (alrededor de 2686 a.C.), representan a los guerreros egipcios utilizando palos para superar los muros del enemigo. Los vestigios de la forma del deporte de hoy en día también están representados en la cerámica griega, donde se pueden ver figuras pintadas usando palos para saltar sobre el lomo de un caballo.

El libro irlandés Irish Book of Leinster del siglo XII incluso referencia juegos organizados en los que los polos se utilizan para saltar a distancia. El origen del deporte como una competencia de distancia en lugar de altura, puede deberse al uso común de los polos en Francia e Irlanda como un método práctico para navegar por la topografía de la zona, la prevalencia de los arroyos y riachuelos hizo de los saltos una opción rápida y seca de viajar.

Leyendas y mitos

Las raíces del deporte se basan en estos registros históricos, pero apropiadamente, el salto con pértiga también ha estado presente en los mitos y leyendas. En las Metamorfosis de Ovidio, la diosa romana Minerva, después de concluir una reunión con envidia, utiliza una lanza para saltar de la tierra hacia el cielo.

La misma técnica se dice que ha sido utilizada por el español Alvarado en 1520, en su famoso escape de la ciudad azteca de Tenochtitlán; plantando su lanza, saltó sobre una pequeño cisma en la tierra y dejó atrás a la horda azteca que lo perseguía.

El rey británico Enrique VIII fue menos afortunados cuando, al perseguir un halcón, intentó la misma hazaña y cayó profundamente en las turbias aguas de un río.

Orígenes modernos

El crédito para los orígenes de la versión moderna de este deporte se da a menudo a Gutsmuths Johann. En 1792, el alemán escribió "Gymnastik furde Jungend". El libro planteaba los beneficios físicos de la actividad y establecía normas y directrices para su práctica. Jan Johnson y Russ Versteeg de "La historia ilustrada de la Pértiga", detallan las contribuciones del fundador: Él "describe el diseño de las normas de salto, los principios generales del salto con pértiga, y la longitud de la carrera de aproximación, e incluso ofrece asesoramiento sobre la empuñadura recomendada."

Asimilación en juegos modernos

Aunque nació en Alemania, el conocimiento y la práctica de este deporte comenzó rápidamente a extenderse por toda Europa. Tuvo un seguimiento acotado en Inglaterra durante los años 1800. Para el año 1855, era parte de los juegos ingleses y en la década de 1860, fue un acontecimiento en partidos oficiales interuniversitarios. Cuando los primeros Juegos Olímpicos modernos se celebraron en Atenas, Grecia en 1896, el salto con pértiga se incluyó en la categoría de atletismo. El reconocimiento como un evento mixto tomó mucho más tiempo; el salto con pértiga de mujeres no ganó un umbral hasta principios de 1990.

Tipos de polos

Durante el curso de los más de dos siglos entre la fundación de Gutsmuths y el presente, el tipo de poste usado en competencia ha cambiado drásticamente. Los estudiantes de Gutsmuths saltaban con postes de madera, a menudo de nogal o fresno. En la década de 1920, las cañas de bambú eran la norma. El acero y aluminio fue la norma por un breve período de tiempo en los años 40 y 50 antes de dar paso a los vástagos actuales de fibra de vidrio y carbono.

Progresión registrada

Las mejoras en la tecnología de las pértigas han ayudado al crecimiento cada vez mayor de los récords mundiales de salto con pértiga. El estadístico Gerard Dumas documentó que, en 1789, el mejor salto anotó una altura de 6 pies (1,82 m). En la época de los primeros Juegos Olímpicos, había aumentado a alrededor de 11 pies y 5 pulgadas (3,50 m), y después de la Segunda Guerra Mundial se situó cerca de los 15 pies, 8 pulgadas (4,81 m). A partir del 2010, el actual récord del mundo está en manos de Sergey Bubka de Ucrania, cuya marca de 20 pies, 1,75 pulgadas (6,14 m) se ha mantenido desde 1994.

Significado

Los cambios que se han sucedido a través de toda la historia del salto con pértiga están muy extendidos; una habilidad adquirida para viajar a través de los terrenos difíciles o para sitiar a una almena enemiga, practicada por primera vez con lanzas y bambú, se convirtió en la prueba de fuerza con pértiga de nogal de Gutsmuths. Los orígenes antiguos y modernos de este deporte ofrecen una visión de su evolución y contexto, de por qué la capacidad de trascender la altura y la distancia es un atributo atlético valorado.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles