¿Qué hacer cuando un padre niega derechos de visita?

Escrito por kay bosworth | Traducido por vanina frickel
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Qué hacer cuando un padre niega derechos de visita?
Las disputas sobre las visitas son perjudiciales para los niños involucrados. (BananaStock/BananaStock/Getty Images)

Cuando los padres se divorcian, los tribunales ordenan con frecuencia, la custodia legal conjunta o compartida con un padre que tiene la custodia residencial. El otro padre se le concede los derechos de visita de acuerdo a un horario escrito en una sentencia de divorcio. Los padres con custodia perturban las relaciones entre padres e hijos si interfieren con el derecho del otro padre a visitar al niño.

Otras personas están leyendo

Padres punitivos

Las interferencias en la visitación va desde ocultar al niño o poner excusas por hablar groseramente hasta hablar mal del otro padre delante del niño. El padre vengativo puede castigar deliberadamente al ex-cónyuge del mal comportamiento durante el matrimonio y el proceso de divorcio, por encontrar otra pareja, por no pagar la manutención de los hijos, o simplemente por incapacidad de seguir adelante con su propia vida.

Remedio financiero

A pesar de que un padre frustrado que no puede retener legalmente la manutención de los hijos, puede presentar una moción pidiendo al tribunal que ordene que todos los pagos de manutención de niños se mantengan en una cuenta hasta que se resuelva la cuestión de las visitas.

Orden judicial modificada

El padre sin custodia puede tener que volver a la corte para modificar la orden de custodia y para que se cierren algunas lagunas que el padre infractor está utilizando para interferir con las visitas. La orden debe especificar claramente las fechas, horas y lugares de las visitas. La orden también debe autorizar personal de la escuela para que el padre sin custodia visite al niño en la escuela y debe solicitar a cualquier otra organización que implique al niño permitir el acceso a las actividades y a la información. La orden judicial debe especificar sanciones que puedan imponerse no sólo al padre con la custodia, sino también a cualquier otra persona que viole la orden.

Prueba de interferencia

Si el padre con la custodia ha interferido habitualmente con las visitas, el padre sin custodia debe llevar consigo una copia de la sentencia de divorcio que detalle los horarios de visita y las fechas. Se debe llevar un testigo que se mantenga lo suficientemente cerca como para oír cualquier conversación que tenga lugar entre las dos partes. También puede traer una grabadora y dejar que funcione durante el intercambio. Antes de encontrarse con el otro padre, debe registrar su nombre, la fecha y la hora, la dirección y el propósito de la visita.

El padre sin custodia debe indicar su propósito en la puerta, diciendo que él está allí para recoger a su hijo de acuerdo a la orden judicial. Debe responder a la negación (el niño está enfermo, tiene otras actividades) ofreciendo a hablar con el médico o llevar al niño a su actividad. Se debe recordar que está gravando y no debe discutir con el otro padre.

El padre sin custodia debe mantener un registro de todas las visitas que se le negaron, fecha y hora especifica.

Cambio en la custodia

Si el padre sin custodia puede probar que el otro padre deliberadamente le impide ver a su hijo, o le ha estado hablando mal delante del niño, el tribunal puede ordenar un cambio en la custodia, el padre con la custodia pierde los derechos de custodia.

El recurso legal

Las propuestas por desacato pueden ser herramientas eficaces para persuadir al padre de la custodia que cumpla. La primera moción sólo puede traer una advertencia, pero las mociones repetidas presentadas después de cada negación de la visita puede resultar en sanciones más fuertes.

Al presentar una demanda en contra de un padre o madre que interfiere puede convencerlo de cumplir en lugar de pagar contratando a un abogado. El juez puede determinar que el padre con custodia está causando angustia emocional al otro padre, al interferir con los derechos de visita o la creación de una relación negativa. La acción, denominada reclamo por agravio civil, puede llevar a las partes a un acuerdo sin tener que ir a la corte.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles