DESCUBRIR
×

Cómo hacer una papa al horno perfecta

Actualizado 21 febrero, 2017

Hacer una gran papa al horno es un arte perdido. Las verdaderas papas al horno son deliciosas, requieren muy poco de grasas agregadas, pocos condimentos y son muy fáciles de hacer. Lo que necesitas es mucho tiempo para que se cocinen. Si dispones de tiempo y deseas hacerla bien, recibirás una grata sorpresa al ver lo rica que es una papa al horno. Puedes cubrirlas con salsa, mantequilla, crema agria, tocino, aderezo ranch, aderezo de queso azul, guacamole o con queso y cebollinos.

Instrucciones

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images
  1. Precalienta el horno a 325 grados Fahrenheit (162 grados C). Lava la papa cuidadosamente. Usa agua tibia y lava toda la superficie, frotando para quitar la suciedad y aflojar la piel.

  2. Perfora la piel de la papa con un tenedor. Haz agujeros cada una pulgada o dos (2,5 cm) para que salga el vapor. Si omites este paso, la papa puede explotar dentro del horno.

  3. Seca la papa con una toalla limpia.

  4. Frota la piel de la papa con una capa ligera de aceite. Espolvorea la sal en forma generosa sobre la piel.

  5. Coloca la papa directamente sobre la rejilla del horno y cocínala unos 90 minutos.

  6. Prueba a ver si está hecha. La papa horneada está pronta cuando la puedes atravesar con un tenedor hasta el centro ejerciendo una presión mínima.

  7. Separa la papa a la mitad y sírvela con los ingredientes de tu preferencia, sal y pimienta.

Advertencias

  • No cubras la papa hornada con aluminio cuando está en el horno.

Necesitarás

  • Sal gruesa molida
  • Aceite de cocina
  • Una papa russet mediana
  • Un tenedor
  • Ingredientes