Cómo hacer unas papas gratinadas con queso

Escrito por g.k. bayne | Traducido por alejandra rojas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer unas papas gratinadas con queso
Acompaña tus carnes con papas gratinadas. (Jupiterimages/Comstock/Getty Images)

Las papas gratinadas son un entremés de casa que combina con cualquier entrada de carne. Hacer unas papas gratinadas con queso convierte el platillo en una verdadera comida cómoda que de seguro complacerá a cualquier miembro de tu familia. Hacer unas papas gratinadas con queso no es difícil y saben mucho mejor que la opción de caja ofrecida en el supermercado.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Aceite o manteca de cerdo
  • Bandeja para hornear poco profunda de 13 x 9 x 2 pulgadas (33 x 22 x 5 cm)
  • 5 a 6 papas medianas cortadas en rodajas tan delgadas como sea posible
  • 3 cucharadas de mantequilla o margarina
  • 3 cucharadas de harina
  • 2 1/2 tazas de leche
  • 1 taza de queso cheddar rallado
  • Papel aluminio

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Engrasa un molde para hornear poco profundo con aceite o manteca de cerdo para evitar que la comida se pegue. Precalienta el horno a 375 grados Fahrenheit (190 grados Celsius).

  2. 2

    Recuesta unas rodajas finas de papas en la bandeja asegurándote de que las rodajas estén distribuidas uniformemente con casi la misma profundidad.

  3. 3

    Derrite la mantequilla o la margarina en una sartén. Bate la harina con la mantequilla hasta que la mezcla quede suave.

  4. 4

    Agrega la leche y cocina la mezcla a fuego medio hasta que quede espesa y burbujeante.

  5. 5

    Agrega el queso cheddar rallado y revuelve la mezcla continuamente hasta que el queso se derrita.

  6. 6

    Vierte la mezcla de queso sobre las papas en la bandeja poco profunda.

  7. 7

    Cubre la bandeja con papel aluminio y colócala en el horno por 30 minutos.

  8. 8

    Retira el aluminio y cocina las papas sin cubrir por otros 45 minutos a 1 hora o hasta que estén tiernas al poder perforarlas con un tenedor.

Consejos y advertencias

  • Sustituye el queso cheddar por cualquier otro queso duro rallado que prefieras.
  • Agrega una cebolla picada o tocino frito desecho a las rodajas de papa antes de agregar la salsa de queso para darle al platillo un sabor diferente.
  • Utiliza unas sobras de papas horneadas o hervidas para el platillo. Corta el tiempo de cocción a la mitad si utilizas papas precocidas.
  • Sustituye los ingredientes por leche y queso bajo en grasa para un platillo más consciente en las calorías.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles