El papel de la mujer en el movimiento obrero

Escrito por h. maria perry Google | Traducido por mary lascano
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
El papel de la mujer en el movimiento obrero
La educación ha ayudado a las mujeres a trabajar en los campos profesionales, como la medicina. (Thomas Northcut/Digital Vision/Getty Images)

Antes de la década de 1940, pocas mujeres trabajaban fuera del hogar. Las mujeres eran principalmente amas de casa y cuidadoras de niños. Era ir en contra de la norma que las mujeres hicieran más que las tareas de la casa, criar a los hijos y cuidar de los maridos. La segunda mitad del siglo XX fue testigo de cambios dramáticos en la fuerza laboral en Estados Unidos. La percepción y la participación de las mujeres en la fuerza de trabajo cambió, al ver a más mujeres en lo que había sido tradicionalmente puestos de trabajo solo para hombres. Hoy en día, las mujeres ocupan posiciones que no estaban disponibles para ellas. El número de mujeres que participan activamente en la fuerza de trabajo hoy en día se ha duplicado desde 1940.

Otras personas están leyendo

El esfuerzo de la guerra

Antes de la década de 1940, la división del trabajo por género en EE.UU. mantenía a la mujer a la mujer en la casa al cuidado de los niños, la cocina y la limpieza del hogar. La población de mujeres en la fuerza laboral era del 24 %. Las mujeres que trabajaban eran en general solteras que trabajaba como oficinistas, secretarias y en puestos de venta al por menor. La Segunda Guerra Mundial obligó a un cambio drástico en la composición de la fuerza laboral estadounidense. Los hombres fueron reclutados para luchar en la guerra, por lo que dejaron puestos de trabajo que las mujeres ocuparon. Ellas trabajaron en las fábricas que producían los insumos y máquinas para la guerra. Las mujeres ocuparon los roles masculinos tradicionales operando máquinas industriales en empleos manufactureros.

Movimientos sociales de 1960

Cuando los hombres regresaron a EE.UU. después del final de la Segunda Guerra Mundial, la mayoría de las mujeres volvió al papel de ama de casa y cuidado de los niños y los hombres volvieron a las fábricas. A principios de la década de 1960 las mujeres representaban el 33% de la fuerza laboral. Los movimientos sociales, como los movimientos contra la guerra, la revolución sexual y las expresiones iniciales del movimiento feminista dominaron la década de 1960. Las mujeres comenzaron a presionar al gobierno federal para la igualdad de derechos de la población activa. La Ley de Igualdad Salarial de 1963 requería la igualdad de salarios para hombres y mujeres que realizan el mismo trabajo. La Ley de Derechos Civiles de 1964 prohíbe la discriminación contra las mujeres en el lugar de trabajo.

Revolución sexual y discriminación

La Ley de Igualdad Salarial de 1963 tuvo poco impacto inmediato en los salarios de las mujeres en Estados Unidos. En la década de 1970 a las mujeres se les pagaba un promedio de 45 % menos que a los hombres en puestos comparables. Los casos de discriminación sexual representaban más del 33% de todos los casos de discriminación en el empleo ante la Comisión de Igualdad de Oportunidades en los primeros años después de que la Ley de Igualdad Salarial se convirtió en ley. El feminismo, la revolución sexual y la promoción de igualdad de derechos dominó esta época en Estados Unidos. El número de mujeres en la fuerza laboral estadounidense creció del 40,8 % en 1970 al 47,5 % en 1979.

Las mujeres con educación

La educación desempeño un papel importante para las mujeres en la fuerza laboral en la década de 1980. Las mujeres comenzaron a entrenar y trabajar en los campos que estaban ocupados anteriormente por los hombres. Casi la mitad de todos los graduados universitarios en la década de 1980 eran mujeres. Para el año 2009 las mujeres representaban el 51 % de la fuerza laboral, y trabajaban en ocupaciones profesionales y de gestión. Solo el 11% de las mujeres trabajadoras tenía un título universitario en la década de 1970. En 2009, ese número había aumentado a 36 % de las mujeres que trabajan con un título universitario. La educación universitaria, la formación técnica y títulos profesionales han abierto muchas oportunidades para las mujeres en la fuerza laboral estadounidense.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles