Cómo hacer una pared decorativa con un acabado imitación piedra

Escrito por jessica leigh | Traducido por pei pei
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer una pared decorativa con un acabado imitación piedra
Usa pintura para crear un muro decorativo imitación piedra. (Jupiterimages/Pixland/Getty Images)

No es necesario que seas un albañil experimentado o un artista del pincel para crear en tu hogar un muro decorativo imitación piedra. Todo lo que necesitas es un poco de imaginación y algunos suministros que podrás conseguir en la tienda local de mejoras para la casa. Algunas técnicas de pintura de imitación son fáciles de dominar y realmente crean la ilusión de que tu pared está hecha a base de piedra real. Una pared decorativa es un proyecto rápido y sencillo que le dará vida a cualquier habitación y también la oportunidad a toda la familia de participar.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Brocha
  • Bandeja para pintura y rodillo
  • Cinta de pintor de 3/4 de pulgada (1,8 centímetros)
  • Barniz
  • Pintura
  • Esponja "de mar"
  • Trozo de estopilla
  • Pincel de uso artístico

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Elige un color de pintura para la base (básicamente, este será el color de la "lechada"). Por lo general, un gris de tono claro te funcionará mejor si quieres que tu muro se vea realista. Elige un color de esmalte para lo que serán las "piedras". En este caso, se recomienda que elijas un tono más oscuro que el de la base. Una vez completado el proyecto, el barniz oscuro le aportará una apariencia más dramática a tu muro.

  2. 2

    Pinta toda la pared con el color base utilizando la brocha y el rodillo. Aplica dos capas de pintura y deja secar por lo menos durante 12 horas.

  3. 3

    Utiliza cinta de pintor para delinear las "piedras" en la pared. Puedes optar por hacerlas todas de un tamaño uniforme o también por crear variaciones haciéndolas de diferentes tamaños. Toma en cuenta el tamaño de la pared que estás pintando al planear los contornos. Las "piedras" grandes se ven mejor en un espacio amplio y abierto, mientras que las "piedras" pequeñas se adaptan mejor a una pared con una superficie limitada.

  4. 4

    Aplica el esmalte a cada "piedra", de una por una, con ayuda de la esponja "de mar". A continuación, dale golpes suaves a la zona barnizada con un trozo de estopilla para suavizar la textura y terminar de imitar el efecto de la piedra. Repite la operación hasta completar la pared.

  5. 5

    Retira la cinta del pintor. Añade un poco de agua al esmalte para diluirlo y cubre toda la pared, incluso sobre las líneas de "lechada" que estaban cubiertas con la cinta. Este paso no es necesario, pero añade profundidad y hace que tu pared tenga un aspecto más realista.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles