Partes del cuerpo de una mantis religiosa

Escrito por nanette kelley | Traducido por martín giovana
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Introducción
  • Introducción

    Partes del cuerpo de una mantis religiosa

    La mantis religiosa o mantis, puede ser hermosa cuando dobla sus patas, inclina su cabeza y mira al mundo con sus enormes ojos. Sin embargo, la mantis religiosa es un depredador, construido para localizar, perseguir y someter a su presa antes de hacer brevemente el trabajo de devorarla. Con todas las herramientas que tiene a su disposición, si la mantis religiosa fuera tan grande como un perro, sería una criatura muy peligrosa.

    El cuerpo de una mantis religiosa consiste de partes especializadas. (praying mantis image by TMLP from Fotolia.com)

  • 1 / 4

    Cabeza

    La cabeza de la mantis religiosa es una construcción increíble. Éstas pueden girar sus cabezas triangulares en casi un círculo completo, una característica que no es compartida por otros insectos. Dos antenas o tentáculos se sientan en la parte superior de la cabeza y ayudan a la mantis en la búsqueda de alimentos cuando inclina su cabeza o cuando la gira de lado a lado. La mantis religiosa tiene cinco ojos en total: tres ojos simples que probablemente sólo ven la luz y la oscuridad, alineados a lo largo de la mitad de la frente, y dos ojos compuestos para ver los colores y las imágenes, que comprende muchos paneles alineados a ambos lados de su cabeza. Gracias a su capacidad para detectar a sus presas, mueve su multidireccional cabeza, usa su excelente vista y actúa con rapidez y facilidad, la mantis religiosa es un depredador muy eficiente y letal.

    La mantis religiosa es un depredador muy eficiente y letal. (praying mantis image by sasha from Fotolia.com)

  • 2 / 4

    Abdomen

    El abdomen de la mantis religiosa es redondeado y alargado, el cual constituye la parte principal del cuerpo del insecto. Está conectado con el tórax y sostiene las alas y las patas traseras. Al igual que el resto de los insectos, el abdomen de la mantis religiosa está cubierto con un exoesqueleto, una especie de armadura rígida que proporciona la protección, el apoyo y la forma.

    El abdomen de la mantis religiosa está cubierto con un exoesqueleto. (Praying mantis image by Kiraly Zoltan from Fotolia.com)

  • 3 / 4

    Tórax

    El tórax de la mantis religiosa es el cuello del insecto, la conexión entre la cabeza y el cuerpo. El tórax es mucho más delgado que la zona del abdomen, pero es una parte poderosa del cuerpo, ya que el diseño del tórax es lo que le permite los movimientos giratorios de la cabeza. A pesar de sus cinco ojos, se ​​cree que la mantis religiosa tiene un solo oído, que se encuentra en una hendidura en el tórax. Esto permite que el insecto oiga los sonidos ultrasónicos.

    Mantis religiosa. (praying mantis image by Michael Cornelius from Fotolia.com)

  • 4 / 4

    Patas

    La mantis religiosa recibe su nombre por sus patas delanteras. Cuando extrae sus patas hacia arriba y las dobla bajo su cabeza, la situación se asemeja a la postura de un ser humano al rezar sus plegarias. En realidad, esta es la posición de caza de la mantis. Cuando el insecto ve a su presa en una posición apropiada, arremete con sus patas delanteras y la captura, luego la asegura con las largas puntas que cubren sus muslos, permitiendo a la mantis comer en su tiempo libre. Utiliza sus patas traseras para caminar, equilibrar e impulsarse a una alta velocidad.

    Las mantis son muy buenas cazadoras. (Praying mantis image by sands_ua from Fotolia.com)

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles