Partes del sistema inmunológico

Escrito por nacie carson | Traducido por martín giovana
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Partes del sistema inmunológico
Partes del sistema inmunológico. (boiling blood image by Adrian Hillman from Fotolia.com)

El sistema inmunológico humano es una combinación compleja de órganos, células y respuestas fisiológicas que trabajan entre sí para mantener al cuerpo libre de enfermedades, bacterias e infecciones. Cuando este sistema o alguna de sus partes se ven comprometidas debido a una infección o defecto de nacimiento, una persona puede enfermarse frecuentemente o ser vulnerable a corrupciones internas como el cáncer u otros tumores malignos.

Otras personas están leyendo

Glóbulos blancos

Las partes más pequeñas del sistema inmunológico son los muchos tipos de glóbulos blancos, los cuales son responsables de la eliminación de células bacterianas, virales y tumorales. Las células T sirven para manejar y eliminar las infecciones. Son responsables de activar y comunicarse con otros tipos de glóbulos blancos antes de la destrucción de las células malignas, como parásitos y tumores. Las células asesinas naturales atacan directamente a las células virales y tumorales, como el linfoma, el melanoma y el herpes, y trabajan solas sin comunicarse con otras partes del sistema inmunológico. Las células B producen anticuerpos que se adhieren a las células extrañas para darles una señal a las células asesinas naturales y a las células T para que ataquen y eliminen los cuerpos malignos.

Médula ósea

La médula ósea es una parte esencial del sistema inmunológico y es el origen de todos los tipos de células en este sistema. La médula ósea es un tipo específico de tejido que crece en los centros vacíos de los huesos. Este tejido utiliza el proceso de hematopoyesis para convertir sus propias células madre en células B y en células asesinas naturales, así como a las piezas fundamentales de otras células inmunes como las células T. Una vez creadas, estas células migran fuera del tejido de la médula y circulan por el torrente sanguíneo hacia los sitios infectados, hacia otras glándulas o a través el cuerpo como entidades generales que patrullan.

Glándula tímica

Las bases de las células T son producidas en la médula ósea y son llamadas timocitos, los cuales dejan los tejidos y viajan a la glándula del timo para su maduración. El timo es una glándula pequeña ubicada en la parte superior del torso, cerca de los pulmones. Los timocitos completan su maduración en el timo a través del proceso de la educación tímica, donde cada célula es desarrollada y examinada para conseguir una máxima eficiencia. Las células que no son lo suficientemente fuertes como para proporcionar apoyo inmune son destruidas y absorbidas por el timo, mientras que las células que maduran exitosamente son excretadas desde la glándula hacia el torrente sanguíneo.

Bazo

El bazo, que se encuentra en el lado izquierdo del abdomen justo debajo del pulmón, es un filtro de sangre que elimina las células malignas del torrente sanguíneo. Para ayudar en esta función, tiene una reserva significativa de células B, células T y células asesinas naturales para ayudar a eliminar cualquier contaminante que sea capturado. El bazo también ayuda en la función inmune mediante la reserva de glóbulos rojos y plaquetas que se pueden implementar como soporte para las células inmunes en el caso de una infección o herida.

Ganglios linfáticos

Los ganglios linfáticos, que se encuentran en todo el cuerpo, también son una parte integral del sistema inmunológico y filtran los fluidos del tejido para encontrar células bacterianas, tumorales y partículas virales. Como el bazo, los ganglios linfáticos están llenos de varios tipos de glóbulos blancos que limpian el líquido linfático antes de devolverlo a las diferentes partes del cuerpo. Los ganglios linfáticos están ubicados en la cabeza, el cuello, los brazos, las piernas, el abdomen y en la zona genital del cuerpo humano y están conectados a través de una red de vasos linfáticos aferentes. En el caso de una infección, los glóbulos blancos pueden usar estos vasos linfáticos para comunicarse rápidamente con otras partes del sistema inmunológico.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles