Partes necesarias para instalar un turbocompresor de motor diesel

Escrito por richard rowe | Traducido por mike tazenda
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Partes necesarias para instalar un turbocompresor de motor diesel
Instala un turbocompresor en tu motor Diesel. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Casi todos los vehículos Diesel producidos en los últimos 20 años hacen uso de un turbocompresor. Cuando se instala en un vehículo con motor Diesel, estos compresores accionados por los gases de escape son capaces de reducir las emisiones nocivas e incrementar la economía del combustible logrando una mayor distancia por volumen, y reduciendo la carga de combustible cuando no se requiere de máxima potencia. Instalar un turbocompresor no es necesariamente una tarea titánica, sólo requiere de algo de conocimiento de antemano, y de las partes correctas.

Otras personas están leyendo

Turbocompresor

No necesitas usar un turbocompresor nuevo en una instalación que no cuenta con garantía, pero posiblemente deseas evitar los turbocompresores usados que no hayan sido restaurados. Estos accesorios están sujetos a un gran descanse, particularmente en un motor Diesel, en el cual el motor permanece suspendido por largos períodos de tiempo con una presión de aceite baja. Además, los sellos laberínticos usados en algunos turbos no muestran ningún problema hasta que enciendes el motor y este comienza a acumular aceite sobre la junta. Si compras un turbocompresor usado, las aspas deben girar libremente en la carcasa, si éstas se traban o emiten un ruido intermitente durante el giro, necesitas restaurar el turbo.

Juntas

Puedes usar cualquier tipo de junta recomendada por el fabricante, pero la mayoría de aplicaciones Diesel de un turbocompresor usan juntas de metal estampado con un anillo sellante elevado (al contrario de las juntas de metal compuesto usados en los motores a gasolina). Evita las juntas de cobre a menos que estés construyendo un motor de carreras que se someterá a mantenimiento regular. Las juntas de cobre son mejores que las de acero estampado, pero el material se puede corroer por el calor, por corrientes eléctricas y por contacto con químicos cuando se usan en motor Diesel. Lo mismo aplica para las juntas de los tubos inferiores del turbo (el que conecta el turbocargador con el sistema de escape), si tu aplicación requiere de tubos roscados.

Abrazaderas

En un motor Diesel que no utilice tubos roscados, necesitarás una banda tipo V específica para asegurar los caños del turbocompresor. Quizás puedas arreglártelas con el tipo regular a tornillo, o incluso las juntas para mangueras tipo gusano para el lado del compresor, pero las abrazaderas tipo V son mucho más fuertes y confiables. También puede que necesites juntas para mangueras, de forma que puedas asegurar el acuífero con las líneas impulsoras.

Anillos sellantes y arandelas

Algunas aplicaciones en motores Diesel usan sellos separados metálicos en la ranura receptora del colector de escape o el tubo superior. Necesitarás unir esta arandela sellante en la ranura receptora antes de instalar la junta, o no existirá la posibilidad de sello. También necesitas arandelas separadas para sellar el tubo externo del compresor.

Ganchos de retención

Es muy posible que pierdas o rompas uno o más ganchos tipo "E"o "C" que aseguran el actuador del acuífero al turbocompresor o diafragma actuador. Es fácil doblar un gancho "E" durante la instalación, de modo que puedes comprar algunos más para ahorrarte un viaje a la tienda de repuestos.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles