¿Qué partes de una planta trepadora ayudan a la planta a agarrarse?

Escrito por veronica james | Traducido por camila carbone
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Qué partes de una planta trepadora ayudan a la planta a agarrarse?
La hiedra se adhiere a la pared con raíces de fijación. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Las raíces de fijación, zarcillos y tallos entrelazados, ayudan a las plantas trepadoras a crecer hacia arriba y hacia el exterior y aferrarse a las paredes, enrejados y otros apoyos. La escalada es la estrategia pro-activa de la planta para alcanzar la mayor cantidad de luz posible. A menudo puedes ver los tallos superiores de plantas como los guisantes de olor y la hiedra que se mueven en círculos lentos en su búsqueda de un lugar para sostenerse.

Otras personas están leyendo

Raíces de fijación

El ejemplo más común de una planta con raíces de fijación es la hiedra de cualquier variedad. Estos discos de fijación o raíces aéreas, proporcionan un agarre firme sobre la superficie de escalada, a diferencia de las verdaderas raíces de la planta su propósito no es la absorción de agua y nutrientes. Las raíces de fijación se asemejan a unas ventosas e incluso si tiras de ellas la hiedra se separa, pero las ventosas permanecen contra la pared. A menudo puedes ver el contorno de las hiedras en las paredes donde los jardineros la retiran para permitir el rebrote.

Zarcillos

Las plantas tales como uvas, guisantes dulces, madreselva y Virginia trepadora trepan por medio de zarcillos finos. El zarcillo de la Virginia trepadora tiene un extremo adhesivo que se pega al apoyo, mientras que los del guisante de olor, o de la uva se doblan alrededor de la superficie de apoyo. Con frecuencia, los zarcillos enrollados se ven como tirabuzones sueltos, o colas de cerdo. Como perciben un apoyo, se envuelven varias veces sobre si mismos y al hacerlo arrastran con ellos el tallo de la planta para lograr un apoyo más firme.

Tallos entrelazados

Los tallos entrelazados suben por los soportes y se entrelazan alrededor de la estructura de soporte. Esta característica hace que estas plantas de cobertura sean ideales para marcos y pérgolas, ya que los tallos simplemente crecen entrando y saliendo de entre la estructura y creando una gruesa alfombra de hojas y flores. Algunas plantas con tallos sinuosos crecen hacia la derecha, por ejemplo la madreselva, mientras que otras como las judías verdes y algunas vides crecen en sentido contrario.

Creación de estructuras de apoyo

Puedes proporcionar apoyos fuertes y amplios que se adecuen a cada planta. Enrejados, arcos de madera o caña, chozas de palos largos y cuerdas atadas son algunas de las opciones para tener en un jardín. Las redes son ideales para los guisantes y las habas, mientras que los troncos de los árboles y zarzas silvestres pueden hacer muy felices a los jazmines y madreselvas. Las paredes son estructuras ideales para la hiedra. Contrariamente a la opinión popular, la hiedra no socava la piedra, pero si acelera la descomposición de la madera cuando crece contra estructuras hechas de este material.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles