Las partes principales para preparar un discurso

Escrito por erin schreiner Google | Traducido por paulina illanes amenábar
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Las partes principales para preparar un discurso
Comienza con un discurso con una declaración o dato sorprendente sobre el que los oyentes querrán saber más. (Jupiterimages/Goodshoot/Getty Images)

Un discurso bien preparado es una forma efectiva de lograr aclarar un punto de vista, compartir tus conocimientos o animar a otros a estar de acuerdo contigo. Al preparar un discurso, necesitarás tener una variedad de componentes. Al moverte a través de las partes principales de tu discurso establecido cuidadosamente, puedes aumentar la fuerza del mismo, así como probablemente hacer que el proceso de redacción sea más simple.

Otras personas están leyendo

Investigación

Independientemente de qué tan bien conoces el tema sobre el que vas a hablar, la investigación siempre una buena idea. Pasa algún tiempo antes de comenzar a componer tu discurso revisando las obras que se relacionan con tu tema para comprenderlo bien y asegurarte de que estás al día.

Encabezado

Capturar a tus oyentes desde el principio con una carnada es vital, pues si no lo haces algunos pueden dejar de prestar atención. Para mejorar tus posibilidades de mantenerlos atentos, escribe un encabezado atractivo. Para lograrlo, presenta a los oyentes una declaración o hecho sorprendente del que quieran saber más, eligiendo una cita atractiva de una persona experta o famosa, o planteando una pregunta a los que quieren saber la respuesta.

Introducción

En tu introducción debes delinear cuidadosamente el tema, asegurándote de que los oyentes tengan los conocimientos base que necesitan para entender verdaderamente lo que estás diciendo. Después de componer tu encabezado, continúa con tu introducción, definiendo el tema y presentando la información según sea necesario.

Cuerpo

El cuerpo de tu discurso es la carne de tu composición. En esta sección, debes presentar tus datos o documentos justificativos. Divide el cuerpo en pedazos fácil de tragar. Mediante la creación de varias secciones de discurso diferentes, en vez de sólo presentar toda tu información como una masa opresivamente grande, puedes mejorar la capacidad de tus oyentes de entender lo que estás diciendo, aumentando considerablemente la posibilidad de que en última instancia coincidan contigo.

Conclusión

Termina tu discurso fuerte para lograr un impacto duradero. Escribe una conclusión en la que reafirmas tus puntos más importantes y explica tus razones una última vez, potencialmente obligando a los oyentes a estar acuerdo contigo. Al hacerlo, puedes asegurarte de que la última cosa que los oyentes te escuchan decir se quede en sus memorias.

Ayuda visual

Después de componer tu discurso, termina la tarea de crear ayuda visuales. Mientras que no querrás tener tanto respaldo visual que desmerezcas el discurso en sí mismo, utilizar ayuda cuidadosamente seleccionada es una manera eficaz de aumentar la participación de la audiencia. Crear una presentación digital para acompañar tu discurso o crea algunos carteles para ilustrar tus puntos, permitiendo a los oyentes que entiendan mejor la información que compartes con ellos.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles