Partes de la rodilla humana

Escrito por john lindell | Traducido por paula santa cruz
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Partes de la rodilla humana
La articulación de la rodilla se compone de huesos, músculos, tendones y ligamentos. (Thinkstock/Comstock/Getty Images)

La rodilla humana es lo que los médicos llaman una articulación troclear o en bisagra que permite flexionar y extender la rodilla. Para formar esta compleja articulación se combinan varios huesos, tendones, músculos, ligamentos y cartílagos. Estas partes de la rodilla trabajan al unísono para mantenerla funcionando correctamente, pero la articulación puede verse comprometida cuando una parte sufre una lesión.

Otras personas están leyendo

Huesos de la rodilla

En la rodilla humana se encuentran dos huesos grandes diferentes: uno es el hueso del muslo, llamado fémur, y el otro es la tibia, que comúnmente es llamado hueso de la espinilla. El fémur es el hueso más largo del cuerpo humano y se ubica a lo largo del muslo, desde la cadera hasta la rodilla. Los dos huesos se encuentran en la articulación tibio-femoral. La articulación patelo-femoral incluye la patela, un pequeño hueso que en esencia actúa como polea para un conjunto de músculos llamados cuádriceps. Otro nombre más común de la patela es rótula.

Ligamentos de la rodilla

El tejido conectivo que une un hueso con el otro está constituido por los ligamentos. En la rodilla, hay cuatro ligamentos diferentes que tienen roles extremadamente importantes. El ligamento colateral medial une el fémur con la tibia y está sobre el interior de la rodilla. El ligamento colateral lateral, ubicado en el lado externo, conecta un pequeño hueso que corre a lo largo de la tibia, llamado fíbula, con el fémur. El ligamento cruzado anterior y el ligamento cruzado posterior están por dentro de la rodilla y se cruzan uno sobre otro para mantener unida la articulación.

Cartílago de la rodilla

Las dos clases de cartílagos de la articulación de la rodilla humana son el cartílago articular y fibrocartílago. El menisco está formado por dos piezas de fibrocartílago. Estos gruesos trozos de tejido tienen forma de medialuna y actúan como una especie de amortiguador entre el fémur y la tibia. Este cartílago ayuda a mantener la estabilidad de la rodilla. El cartílago articular tiene una superficie resbaladiza, que cubre el extremo de la tibia y el fémur para evitar cualquier fricción que pudiera ocurrir cuando se mueve la rodilla.

Músculos de la rodilla

Varios grupos de músculos rodean la rodilla. El cuádriceps está formado por cuatro músculos que nacen en la cadera y corren a lo largo de la parte anterior de la pierna hacia la patela. Estos músculos tienen la responsabilidad de extender la rodilla. Los isquiotibiales son tres músculos que también nacen en la región de la cadera antes de extenderse hacia abajo por detrás de la pierna y debajo de la rodilla. Estos músculos flexionan la rodilla. Los músculos como el gracilis, el sartorio, el tensor de la fascia y los aductores permiten otros movimientos de la pierna y la rodilla.

Tendones de la rodilla

El tejido conectivo que une un hueso con un músculo es un tendón. Cada músculo del cuerpo tiene un tendón en cada extremo, y la rodilla no es una excepción. El tendón patelar corre desde la tibia hacia la patela y une estas dos partes de la rodilla. La banda ilio-tibial se extiende a lo largo de la parte externa del muslo antes de insertarse en la tibia y la fíbula en la pierna.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles