DESCUBRIR
×

Cómo limpiar un fregadero de porcelana

Actualizado 21 febrero, 2017

Los fregaderos de porcelana blanca no son el elemento en la cocina más fácil de mantener limpio. Las manchas y las marcas aparecen y el fregadero empieza a verse sucio y deslucido. Aunque la porcelana requiere de tiempo y esfuerzo para que mantenga un aspecto limpio, sigue siendo una de las mejores opciones para los sumideros. La porcelana es resistente, comparativamente rentable y coincide con casi cualquier decoración, lo que aumenta el valor de tu casa. Sigue estos pasos para mantenerla limpia.

Instrucciones

Cómo limpiar un fregadero de porcelana. (water in a sink image by terex from Fotolia.com)
  1. Limpia periódicamente con limpiadores no abrasivos y esponjas que no rayen. Las superficies duras pueden rayar la capa protectora del fregadero, haciéndola más porosa y más fácil de manchar.

    Limpia con limpiadores no abrasivos y esponjas que no rayen. (sink and faucet image by MAXFX from Fotolia.com)
  2. Usa limones frescos para blanquear las pequeñas manchas y marcas nuevas cada semana si es posible. El limón es un agente blanqueador natural y puede hacer desaparecer las manchas nuevas sin utilizar productos químicos agresivos. Corta el limón por la mitad y frótalo directamente sobre la mancha. Deja que el jugo del limón se asiente en el fregadero durante al menos diez minutos. Antes de enjuagar, ve si la mancha ha desaparecido, si es así, enjuágalo; si no, déjalo reposar durante otros diez minutos y vuelve a verificar.

    Usa limones frescos para blanquear las pequeñas manchas y marcas nuevas. (fresh lemon image by cegli from Fotolia.com)
  3. Frota una mezcla de alumbre y el jugo de limón para sacar las manchas difíciles. Mezcla partes iguales de ambos ingredientes y frota el fregadero con una esponja suave hasta que las manchas se aclaren o desaparezcan. Esto puede tomarte varios intentos hasta que todas las manchas desaparezcan, así que no te desalientes después de tu primer intento.

    Frota una mezcla de alumbre y el jugo de limón. (glass of lemon juice image by PinkShot from Fotolia.com)
  4. Blanquea las manchas con lejía líquida o con un producto de limpieza no abrasivo que contenga cloro. Tapa el fregadero y llénalo con lejía de la botella dejando que absorba bien durante unos diez minutos. Mantén un ojo en él y cuando las manchas se hayan ido, enjuaga el fregadero. El problema con el cloro y los productos que contienen cloro es que los agentes agresivos que limpian y desinfectan muy bien, también quitan lentamente el acabado de los sumideros de porcelana. Para las pequeñas manchas difíciles, las plumas blanqueadoras son la mejor manera.

    Blanquea las manchas con lejía líquida. (cleaning mailbox 2. image by mdb from Fotolia.com)
  5. Sácale brillo a tu lavabo de porcelana con un baño de vinagre. Vierte el vinagre directamente de la botella y friega. Esto dejará tu fregadero brillante y como nuevo. Asegúrate de enjuagar bien para que los olores no permanezcan. Esto le devolverá el brillo si no has fregado o eliminado el revestimiento protector de la porcelana.

    Sácale brillo a tu lavabo de porcelana con un baño de vinagre. (Sink tap and basin image by Balogh Eniko from Fotolia.com)

Consejos

  • Cuando uses productos químicos, asegúrate de usar guantes y tener las ventanas abiertas.

Necesitarás

  • Fregadero de porcelana
  • Lejía liquida y / o productos limpiadores no abrasivos
  • Limones frescos