Finanzas

Qué pasa con las deudas de una persona fallecida

Escrito por contributing writer | Traducido por enrique pereira vivas
Qué pasa con las deudas de una persona fallecida

¿Tu deuda continúa después de la muerte?

Getty Images

Cuando una persona muere, sus obligaciones financieras no desaparecen simplemente. Algunas parte de las deudas dejadas por el difunto pueden seguir buscando reembolso bajo ciertas circunstancias. Si el difunto ha dejado un testamento o un fideicomiso en vida que nombra a otra persona como el ejecutor (voluntad) o administrador (confianza) de su patrimonio, es la responsabilidad del albacea o del administrador velar que todos los acreedores sean notificados y, si es necesario, sean pagados. En algunas situaciones, un pariente o un conocido del difunto puede ser requerido para cubrir una deuda pendiente, aunque algunos estados ofrecen una protección que reducen la cantidad adeudada.

Otras personas están leyendo

Ejecutores y administradores

Si una persona muere con un testamento, un familiar o un conocido (por lo general la persona nombrada como albacea) puede optar por presentar el documento a un juzgado de sucesiones, que supervisará la distribución de los bienes y hará que el testamento del difunto sea de registro público por un suplemento. La participación de un tribunal testamentario puede ser costoso y consume mucho tiempo (algunos estados pueden tomar años para cerrar), por lo que una persona puede optar por establecer un fideicomiso en su lugar. Un fideicomiso es un acuerdo escrito que entra en vigencia mientras el propietario original de los activos sigue vivo. A la muerte del propietario del activo, toda la propiedad se transfiere al fiduciario para que lo distribuya de una manera similar a un ejecutor. Si no existe un testamento ni una confianza, el tribunal testamentario asignará un administrador para realizar las funciones de un ejecutor, inclusive para notificar a los acreedores y liquidar las deudas pendientes.

Notificar a los acreedores

Un testamento sometido a un tribunal de sucesiones debe incluir la identidad de todos los acreedores conocidos a quienes el difunto todavía debe dinero. El albacea o administrador deberá notificar a los acreedores de la situación. Los acreedores tienen una ventana de tiempo (normalmente meses) durante el cual podrán presentar una reclamación. La duración de este período varía según el estado. Después de que la ventana expira, ninguna demanda nuevas o adicionales pueden ser presentadas.

Muerte e impuestos

El difunto sigue estando obligado a pagar sus impuestos federales o estatales pendientes si los activos aún existen. Una de las obligaciones del fiduciario o albacea es establecer un número de identificación federal para el estado, que es tratado como un contribuyente individual.

Pagar las deudas de los muertos

El pago de la deuda generalmente se obtiene de los activos en efectivo del difunto, incluyendo el dinero que el testamento identifica como destinados a ser distribuidos a familiares y amigos. Si el dinero es insuficiente, otros bienes pueden ser "liquidados" (vendidos) para recaudar fondos adicionales. Estos activos incluyen casas, vehículos, barcos y otros objetos de valor.

Responsabilidades compartidas para la deuda de una persona muerta

En la mayoría de los casos, sólo los bienes del difunto podrán ser embargados por los acreedores y sólo el estado es responsable de pagar las deudas pendientes. Una excepción destacable es cualquier préstamo para el cual un pagaré haya sido firmado conjuntamente por otra persona, en cuyo caso podría ser el co-firmante responsable de pagar el monto total. Lo mismo es válido para cualquier acuerdo por escrito que garantiza el pago de cualquier deuda que el prestatario original ya no pueda cubrir. Las cuentas conjuntas, incluyendo hipotecas y tarjetas de crédito, pasan a ser responsabilidad exclusiva del titular sobreviviente de la cuenta.

Los activos intocables y las deudas perdonadas

Algunos de los bienes del difunto no pueden ser embargados por los acreedores. Estos bienes protegidos incluyen los planes 401(k), cuentas de intermediación y las pólizas de seguro de vida que nombran a un beneficiario que no sea de la herencia del fallecido. Algunos estados también protegen cantidades variables de garantía hipotecaria. Los acreedores podrán optar por renunciar a una deuda pendiente o voluntariamente conforme con una cantidad reducida. Los préstamos con subsidio federal para estudiantes, tales como los Préstamos Stafford, están perdonados automáticamente después de la muerte del prestatario.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media