¿Qué pasa con una tarjeta dejada en un cajero automático?

Escrito por maggie worth | Traducido por daniela laura arjones
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Qué pasa con una tarjeta dejada en un cajero automático?
Los cajeros automáticos están ubicados en los bancos, supermercados, tiendas de conveniencia y otros lugares. (atm image by chrisharvey from Fotolia.com)

Los cajeros automáticos (ATM, por sus iniciales en inglés) se colocan en los bancos, supermercados, tiendas de conveniencia y otros lugares en todo el país. El fácil acceso a efectivo es conveniente, pero ¿qué pasa si un cliente se olvida de tomar su tarjeta al final de la transacción?

Otras personas están leyendo

Tipos de lectores de tarjetas

Los cajeros automáticos en los Estados Unidos pueden tener uno de tres tipos de lector de tarjetas. Los lectores de inmersión son aquellos en los que el cliente inserta hasta la mitad de su tarjeta y luego la elimina rápidamente. Los lectores de barrido son los que piden que el cliente deslice su tarjeta por el lector, de forma similar a una máquina tradicional de la tarjeta de crédito. Ninguno de estos lectores puede "mantener" una tarjeta durante una transacción normal. Los lectores de tarjetas tradicionales son los que tiran de la tarjeta en el cajero automático en el inicio de la operación y la entregan al final. Una tarjeta puede caer en un lector de inmersión si la placa trasera está rota, pero la mayoría de las tarjetas que "mantienen" los cajeros automáticos están equipados con lectores del estilo tradicional.

Configuraciones de seguridad

Los cajeros con lectores de tarjetas tradicionales están programados para automáticamente volver a aceptar una tarjeta abandonada y colocarla en una bandeja especial en la bóveda (el área segura del cajero automático que mantiene el efectivo y los depósitos) si el cliente no la retira en un plazo determinado. El propietario del ATM (por sus iniciales en inglés) puede establecer la cantidad de tiempo que los clientes tienen que retirar sus tarjetas al final de una transacción antes de que la máquina de nuevo automáticamente retenga la tarjeta, pero 30 segundos es el tiempo estándar. Existe este proceso para proteger a los clientes olvidadizos de los ladrones que tomarían tarjetas olvidadas de los cajeros automáticos y utilizarlas.

Cajeros automáticos en los bancos

Si el cajero automático se encuentra en un banco, el banco posee el ATM (por sus iniciales en inglés). Los bancos más pequeños y sucursales remotas suelen utilizar el personal del banco para liquidar (existencias de efectivo, retirar depósitos y ejecutar al final de su ciclo de programación) sus cajeros automáticos. En este caso, la tarjeta abandonada será recuperada por el personal del banco y por lo general puede ser devuelta al cliente en el banco. Ellos pueden ser capaces de recuperar la tarjeta de inmediato o el cliente puede tener que esperar hasta el próximo ciclo de servicio, según la política del banco. Los bancos más grandes pagan a las empresas de servicios para liquidar sus cajeros automáticos en el lugar. En este caso, la empresa de servicios retira la tarjeta de la máquina y la entrega al banco con los depósitos.

Cajeros automáticos fuera de los bancos

Los cajeros automáticos de propiedad del banco que se colocan en lugares que no sean el propio banco son siempre liquidados por una empresa de servicios (por lo general un servicio de transporte blindado). Se eliminarán todas las tarjetas de la máquina en la fecha del servicio programado. Sin embargo, lo que ellos hagan, entonces depende del banco y del contrato. Algunos contratos requieren que la empresa de servicios devuelva las tarjetas a la sede regional o nacional del banco. Otros contratos establecen que el prestador de servicios deberá destruir inmediatamente todas las tarjetas que se encuentren en el cajero automático y disponer de los restos en un lugar seguro. El personal de la tienda no tiene acceso a los cajeros automáticos de propiedad del banco.

Cajeros automáticos pertenecientes a otros

Los ATM (por sus iniciales en inglés) colocados en los supermercados, tiendas de conveniencia, centros comerciales y otros lugares pueden ser propietarios de cualquier número de otras entidades, como el comerciante. La gran mayoría de estas máquinas se liquidan por una empresa de servicios que va a recuperar las tarjetas abandonadas. El contrato de servicio estándar requiere que la empresa de servicios destruya inmediatamente todas las tarjetas que se encuentren en el cajero automático. Las tarjetas son transportadas de vuelta a la oficina central de seguridad, junto con el efectivo, donde son trituradas y eliminadas de forma segura. En raras ocasiones, un comerciante podrá liquidar su propio ATM. Sin embargo, en estos casos, la máquina está casi siempre equipada con un lector de inmersión o de barrido y las tarjetas abandonadas no son un problema.

Característica autodestructiva

Algunos cajeros automáticos están equipados con una función de autodestrucción que destruye todas las tarjetas abandonadas y depósitos de las piezas en la bandeja de rechazo. En este caso, el que liquida la máquina es responsable de la eliminación de las piezas en un banco aprobado, de forma segura. Las piezas no pueden simplemente ser dejadas en un basurero público, donde un ladrón podría acceder a ellas.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles