Qué pasa cuando tomas suficiente agua y aún así te sientes deshidratado

Escrito por michelle kulas Google | Traducido por florencia kushidonchi
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Qué pasa cuando tomas suficiente agua y aún así te sientes deshidratado
Bajo condiciones normales, tomar una buena cantidad de agua aliviará la sed. (drinking water image by Renata Osinska from Fotolia.com)

Es normal sentirse sediento en varios momentos del día, especialmente después de consumir alimentos salados y de hacer ejercicio. Según Heinz Valtin, doctor en medicina y profesor en Dartmouth Medical School, comienzas a sentir sed cuando el nivel de concentración de tu sangre se eleva un 2 por ciento. Tomar un vaso de agua debería aliviar la sed en la mayoría de los casos. Si estás consumiendo cantidades adecuadas de agua y aún así estás sediento, puedes estar padeciendo una afección que requiera una evaluación médica.

Otras personas están leyendo

Causas de sed excesiva

Tu sed excesiva puede deberse a algo inofensivo y temporal o a una afección crónica y severa. Consumir comidas saladas o picantes, por ejemplo, puede generar una fuerte necesidad de beber líquidos. Algunos medicamentos también pueden causar sed excesiva, especialmente los diuréticos, fenotiazinas y anticolinérgicos. Las enfermedades más severas que causan sed a pesar de que tomes suficiente líquido incluyen diabetes, insuficiencia cardíaca, falla renal o problemas hepáticos. En algunos casos, una fuerte necesidad de beber líquidos puede ser ocasionada por un problema mental.

Deshidratación

Puedes deshidratarte debido al ejercicio, la fiebre, la diarrea, el consumo de alcohol o la toma de ciertos medicamentos. Los síntomas de deshidratación incluyen disminución de la micción, sequedad bucal, fatiga, dolor de cabeza, constipación y mareos. A medida que la deshidratación progresa, puedes tener las membranas mucosas demasiado secas, no orinar por completo, no transpirar y tener un ritmo cardíaco acelerado. Los casos de deshidratación grave pueden provocar shock, convulsiones, falla renal, pérdida del conocimiento y muerte. En general, tomar suficiente líquido alcanza para prevenir la deshidratación, pero si estás enfermo o te ejercitas de forma intensa en un clima caluroso, de todos modos puedes experimentar deshidratación.

Diabetes

Uno de los primeros síntomas de diabetes suele ser la sed excesiva junto con una producción excesiva de orina. Otros síntomas de diabetes incluyen hambre excesiva, fatiga, pérdida de peso y cambios en la visión. A veces, estos síntomas pueden aparecer de forma repentina y sin advertencia, según la Organización Mundial de la Salud. Si no se la controla, la diabetes puede generar daño en el corazón, los ojos, los riñones y otros órganos del cuerpo. Dependiendo del tipo de diabetes, tu médico puede recetarte medicaciones inyectables u orales junto con cambios en el estilo de vida, como dejar de fumar y bajar de peso.

Cuándo llamar al médico

Si has consumido comidas saladas o picantes o si te sientes levemente deshidratado, aumenta tu consumo de líquidos para ver si los síntomas desaparecen. Si padeces diabetes y estás experimentando sed excesiva, controla tus niveles de azúcar en sangre. Si sigues sediento sin ninguna razón aparente y estás tomando suficiente agua, deberías consultar con tu médico. Si presentas alguno de los síntomas graves de deshidratación, busca atención médica de emergencia.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles