Hobbies

Diego El Cigala: pasión de España al mundo

Escrito por equipo de redacción

Pisa un escenario y el flamenco dice presente. Charlamos con Diego El Cigala: su amor por la música, el sueño no realizado del futbolista y descubrimos su lado b.

Diego El Cigala: pasión de España al mundo

Diego El Cigala Music

El flamenco es universal y cautiva en todo el mundo, la emoción no entiende de fronteras.

Le dicen Diego, pero se llama Ramón Jiménez Salazar. Ramón Jiménez Salazar es Diego, el Cigala. ¿Qué pasó? No escapa a la historia de muchas familias: al momento de bautizarlo hubo disputa. Oficialmente –en los papeles, documentos- ganó Ramón. Dice que de no haber sido cantante hubiese sido futbolista. Pero la vocación, el azar y el flamenco que corría en casa y adentro suyo trabajaron. Y le ganaron a este hincha del Real Madrid. Hoy es uno de los máximos referentes y artífices de la “internacionalización” del flamenco.

¿”Lágrimas Negras” (2002) fue un antes y después en tu carrera?

Sin duda me abrió un nuevo mundo musical y el mercado internacional. Han pasado ya diez años de ese disco y todavía se sigue vendiendo muy bien; la gente me sigue pidiendo esos temas y yo lo escucho hoy día y me emociono. El piano de Bebo (Valdés) en ese disco es un regalo que me ha dado la vida, ese disco fue hecho por el amor a la música y eso se nota, y lo mejor de todo es que la gente lo nota también.

En el mismo año que editó Lágrimas negras Diego se gana al público de uno de los lugares más importantes: el teatro Real de Madrid. Esa conquista se hizo disco (en vivo) y se llamó "Corren tiempos de alegría", grabado en vivo allí. Luego vinieron "Picasso en mis ojos", "Dos lágrimas" y "Cigala & Tango". Pero la cosa arrancó mucho antes.

A los 12 años ganaste el certamen Flamenco Joven de Getafe. ¿Recuerdas qué pensabas o qué sensación tuviste?

Pues sinceramente en esa época en el premio y lo que podría comprarme.

Un Ramón más grande comparte escenario con artistas como Gerardo Núñez, Camarón, Manolete y Farruco y es el álbum Undelebel, en 1997, el que marca el puntapié de su carrera solista. Tres años más tarde edita su segundo disco, "Entre Vareta y Canasta". La vocación ya estaba más que en marcha.

En cuanto a tu vida, ¿qué hecho fue el que te marcó un fuerte antes y después?

Ser padre, sin duda.

Flamenco y tango, flamenco y boleros, flamenco y jazz. ¿Qué “casamiento” de los que hiciste te resultó más seductor?

No podría elegir, siempre me "caso" por amor (ríe). Yo amo la música y las cosicas que canto, y de verdad, verdad, no puedo mentir en eso.

¿Cuál te falta?

Me falta todo: el mundo es inmenso, lleno de músicas que me apasionan de Oriente y Occidente, pero voy de a poco, este camino que llevo recorrido no está mal…

Con la fusión, ¿temiste separarte de las raíces?

No, jamás, eso sería imposible. Mis raíces son muy profundas y bien plantadas desde antes que naciera, lo mío viene de cuna. Lo llevo en la sangre.

¿Es un error pensar que el flamenco no es universal?

El flamenco es universal y cautiva en todo el mundo, la emoción no entiende de fronteras.

¿Qué significan los premios, qué valor les das?

Yo trabajo sin pensar en ellos. Si vienen, bienvenidos sean, y si no, tranquilo, ya se sabe que dependen de muchas cosas. Es indudable que tienen su valor pero no creo que haya que preocuparse demasiado por ellos.

Has dicho que de no haber cantado hubieses sido futbolista. ¿Cuán bueno eras? ¿De qué jugabas?

No se me daba nada mal y jugaba de centrocampista, pero cuando oía yo una guitarra, adió balón.

Si escucho a Diego El Cigala, ¿qué autores (libros) y cantantes se están metiendo en mi cabeza?

Ahora casualmente ando escuchando las mezclas de mi último disco y está Atahualpa (Yupanqui), la Negra (Mercedes) Sosa, los Hermanos Expósito, Martín Fierro... Y estoy leyendo "Las mujeres más solas del mundo", de Jorge Fernández Díaz, un escritor y periodista argentino. El mismo - a quien tengo el gusto de llamar “mi amigo"- me lo regaló en mi último concierto en el Gran Rex de Buenos Aires.

¿Cómo vives la crisis española?

Prefiero ni verla, pero la muy terca se hace ver por todos lados... Bromas aparte, intento no caer en la "depresión nacional" que nos embarga. Es muy triste la situación y todos nos vemos afectados. Es muy duro lo que está viviendo España. Por suerte tenemos la música.

¿Qué cosa no entendiste aún a los 43 años?

El exceso de ambición, la avaricia.

¿Y qué cosa entendiste recién ahora, a los 43 años?

El sistema financiero. Nunca había tenido tanto protagonismo en nuestras vidas.

¿Qué sabes hacer muy bien que no nos enteramos aún?

Dicen que hacer imitaciones no se me da mal, la verdad que tengo una vena cómica… lo que más me gusta es reír y hacer reír a los demás. También me defiendo con el mando de la PlayStation.

No dejes de leer...

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media