Pasta casera para pulir plata

Escrito por j.e. cornett | Traducido por adriana de marco
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Pasta casera para pulir plata
Es muy fácil limpiar objetos de plata. (samovar set image by Alexei Ryskin from Fotolia.com)

Tus armarios están llenos de ingredientes para hacer recetas que puedes comer, pero, ¿sabías que ahí también puedes encontrar los ingredientes para muchos de los limpiadores caseros? En realidad, el limpiador para tener una platería limpia y sin marcas lo puedes hacer en casa, usando ingredientes comunes y dejando de lado los limpiadores comerciales con químicos duros y peligrosos.

Otras personas están leyendo

Los ingredientes para una plata más brillante

La cera casera para pulir plata comienza con ingredientes que tienes en los armarios de tu cocina o en los gabinetes del baño. Ya sea que quieras limpiar un juego de té de plata antiguo o una moderna pulsera de plata, puedes usar dos elementos caseros comunes, bicarbonato de sodio y pasta de dientes.

Para hacer una pasta para limpiar plata casera a base de bicarbonato, todo lo que debes hacer es una pasta con él y agua, usando lo suficiente de ambos ingredientes para hacer una mezcla que sea tan fina como para espacirla por el objeto sin que chorree.

Si quieres usar pasta de dientes, usa una que sea básica y blanca, cuanto más barata mejor, y aplícala sobre el objeto a limpiar directamente del tubo, o, si este objeto tiene demasiados bordes, estampados o detalles, mezcla agua tibia con el dentífrico para formar una pasta fina. Pero, recuerda usar pasta blanca solamente; los dentífricos en gel y los que tienen fórmulas blanqueadoras tienen ingredientes que pueden decolorar la plata.

Además del bicarbonato de sodio y de la pasta dental, necesitarás por lo menos dos paños suaves sin hilachas (no uses toallas de papel porque se rompen cuando las usas, aun con los abrasivos más suaves) y un pequeño y suave cepillo, como por ejemplo un cepillo de dientes usado.

Juntando los ingredientes

Uses una pasta de bicarbonato de sodio o pasta dentífrica blanca, el método de limpieza es básicamente el mismo. Es tan simple como cubrir el objeto con la pasta usando un paño suave y luego pulir hasta que todas las marcas desaparezcan.

Si los objetos tienen bordes, estampados o detalles, o son pequeños, aplica la pasta con un cepillo suave que pueda llegar a las grietas.

Luego de la limpieza, asegúrate de enjuagar los objetos, bajo el agua de la canilla o con un paño humedecido. El enjuagado es muy importante cuando trabajas con objetos con detalles o bordes porque la pasta se puede pegar en las grietas y endurecerse.

También recuerda, ten cuidado cuando limpies platería con piedras. Cualquier limpiador abrasivo, hasta los caseros, pueden raspar las piedras y quedarse debajo de los dientes que las sostienen. Evita frotar las gemas o sus engarces con limpiadores abrasivos.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles