Cómo trabajar con pasta filo

Escrito por saylor connors | Traducido por cp mérida
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo trabajar con pasta filo
La pasta filo. (Jupiterimages/liquidlibrary/Getty Images)

Muchos cocineros principiantes se sienten intimidados por el trabajo con la pasta filo. Es muy delicada y se rompe fácilmente, pero si estás planeando una fiesta que consiste en recetas con pasta filo, los consejos de este artículo ¡te ayudarán a ser un experto!

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un paquete de pasta filo
  • Una toalla de cocina húmeda
  • Dos segmento de 2 pies (60.96 cm) de largo de papel de pergamino
  • Una barra de mantequilla, derretida
  • Un cepillo de pastelería

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Cómo trabajar con la pasta filo

  1. 1

    Descongela la pasta filo durante la noche en el refrigerador. No hay atajos en este proceso. Si haces la descongelación en el microondas o en el mostrador, la pasta filo puede volverse blanda.

  2. 2

    Derrite la mantequilla en el microondas o en una cacerola. Vierte la mantequilla en un tazón pequeño y deja de lado.

  3. 3

    Coloca el pergamino sobre el mostrador. Desenrolla el filo muy suavemente y en posición plana sobre el papel.

  4. 4

    Coloca otro pedazo de pergamino sobre la parte superior de la pasta de filo expuesta.

  5. 5

    Coloca una toalla de cocina húmeda en la parte superior del papel. Esto evitará que el filo se seque mientras estás trabajando con él.

  6. 6

    Toma una hoja de la pila de papel de pergamino. Coloca la hoja del filo en tu encimera.

  7. 7

    Unta con un pincel la hoja de filo con una fina capa de mantequilla derretida. La primera hoja puede tener algunos desgarros o roturas. Puedes desecharla y empezar con una hoja fresca.

  8. 8

    Al pintar la mantequilla en la hoja de filo, asegúrate de volver a cubrir las hojas de filo no utilizadas.

  9. 9

    Jala otra hoja de filo y colócala encima de la primera. Unta una fina capa de mantequilla en esta nueva hoja.

  10. 10

    Repite de nuevo con una hoja de filo más. En este punto, una vez que tienes tres o cuatro hojas de filo con mantequilla apiladas, puedes ya sea cortar las hojas juntas para rellenar con tu elección o alinearlas en un recipiente para horno para crear una taza de filo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles