Cómo hacer pasta de tomate

Escrito por ehow contributor | Traducido por marcela carniglia
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer pasta de tomate
Los tomates frescos a menudo son de más alta calidad que los comprados en la tienda. (Thinkstock/Comstock/Getty Images)

Si crees que tus platos favoritos saben excelente con pasta de tomate de lata, espera a probarla en comidas caseras. No hay nada como la sabrosa ráfaga de sabor de la pasta de tomate que se han hecho desde cero.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • 2 docenas de tomates medianos
  • 1 a 1 1/2 cucharadita de sal (o a gusto)
  • 3 cucharaditas de albahaca
  • 3 cucharaditas de orégano
  • 1 cucharadita de salvia
  • 2 cucharadas de aceite de oliva extra virgen liviano o de canola

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Quita un anillo alrededor de cada tomate, corta cuidadosamente sólo la piel, no la pulpa.

  2. 2

    Blanquea los tomates en una olla grande con agua hirviendo durante 15 a 30 segundos. Colócalos en un baño de agua helada para enfriarlos o déjalos que se enfríen solos.

  3. 3

    Pela la piel de los tomates. Debería caerse fácilmente.

  4. 4

    Corta el centro de los tomates, removiendo todas las semillas, las cuáles puedes guardar para la elaboración de aderezos, sopas o ensaladas.

  5. 5

    Corta los tomates en dados y colócalos en la olla (asegúrate de que no contenga agua). Agrega sal y cuécelos a fuego medio-bajo durante una hora. Vigílalos y revuélvelos frecuentemente para evitar que se adhieran a la olla.

  6. 6

    Vierte los tomates en un colador de metal dentro de un bol grande. El jugo se verterá en el bol pero necesitarás usar una espátula o cuchara de madera para presionar la pulpa de los tomates. Cuando queden adheridos en el fondo del colador sin que se caigan en el bol, usa la espátula para retirarlos.

  7. 7

    Regresa los tomates a la olla y agrega la albahaca, orégano y salvia, Cocínalos a fuego medio durante otro par de horas o hasta que quede una pasta de consistencia espesa que se adhiera a la cuchara.

  8. 8

    Agrega aceite de oliva extra virgen suave o de canola a la pasta y revuelve bien.

  9. 9

    Cocina la pasta de tomates inmediatamente o almacénala en el refrigerador hasta tres días. Para almacenarla por más tiempo, intenta congelarla en un recipiente apto para congelador o en una bolsa de plástico.

Consejos y advertencias

  • Colar los tomates a través de un tamiz puede llevar mucho tiempo. Para una solución más rápida, intenta utilizar un procesador de alimentos o una batidora. Puedes ser tan creativo como quieras con la pasta de tomate. Si la estás usando para hacer un plato Italiano, prueba añadirle romero, orégano, ajo, cebolla en polvo o tu hierba preferida. Si la utilizas para un plato picante y caliente como el chile, prueba añadirle pimienta de cayena y comino.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles