Cómo hacer un pastel blanco con un relleno de frambuesas

Escrito por racheal ambrose
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

Agrega un relleno de frambuesas y chocolate blanco a un pastel blanco para obtener un mejor sabor. Una mezcla de torta blanca comprada o una casera servirán bien. Si haces el pastel en casa, agrega una taza de crema agria para mantenerlo húmedo. Haz el relleno de frambuesas como una mermelada. El chocolate blanco agrega un sabor más rico a la mermelada y quita algo de la amargura natural de las frambuesas. El sitio de Internet whatscookingamerica.net sugiere servir el pastel dentro del día de haberlo hecho para que la fruta fresca se mantenga y la torta no se moje.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • 1 caja de mezcla para torta blanca
  • Moldes redondos para torta de 29 pulgadas
  • 2 rejillas para enfriar
  • 1 taza de frambuesas
  • Una licuadora
  • Un cuchillo
  • Un tazón
  • Un envoltorio de plástico o una tapa
  • 1 taza de azúcar
  • 1 cacerola
  • 4 cuadrados de chocolate blanco de repostería
  • Un rallador
  • Una cuchara
  • Una espátula para glasear
  • 2 latas de glaseado queso crema

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Prepara y hornea la torta siguiendo las instrucciones de la caja. Haz dos pasteles redondos. Una vez que estén listos, voltea los moldes y deja que se enfríen sobre las rejillas.

  2. 2

    Lava las frambuesas y córtalas en mitades. Retira las hojas. Coloca las frambuesas en la licuadora y mezcla hasta que las bayas estén casi desechas.

  3. 3

    Vierte las frambuesas dentro de la cacerola. Colócala en la hornalla y cocina a fuego medio. Cuando las frambuesas comiencen a hervir, revuelve lentamente con una taza de azúcar. Mezcla hasta que el azúcar se disuelva. Ralla dos cuadrados de chocolate blanco de repostería. Revuelve. Deja que hierva por dos minutos. Retira la mezcla del fuego y vierte en un tazón.

  4. 4

    Cubre el tazón. Congela por 30 minutos.

  5. 5

    Desmolda los pasteles fríos.

  6. 6

    Retira el relleno del congelador. Esparce la mermelada sobre la parte superior de uno de los pasteles. Guarda una cucharada del relleno.

  7. 7

    Coloca la otra torta sobre el relleno. Esparce el glaseado con la espátula sobre ambos pasteles. Si el glaseado se pega, colócalo en el congelador durante una hora y prueba nuevamente. Alísalo con un cuchillo mojado en agua tibia.

  8. 8

    Derrite los otros dos cuadrados de chocolate blanco en el microondas de 30 a 45 segundos. Vierte el chocolate blanco fundido sobre el centro de la superficie de la torta. Deja que éste gotee sobre el pastel. Pon la última cucharada del relleno en el centro del mismo. Coloca la torta en la heladera hasta que la sirvas.

No dejes de ver

Referencias

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles