Cómo pedir dinero prestado a la familia o a los amigos

Escrito por ehow contributor | Traducido por mila guevarian
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo pedir dinero prestado a la familia o a los amigos
No te sientas avergonzado si no te queda otro remedio que pedir dinero prestado. (Bankrupt. Businessman with empty pockets (with clipping paths) . image by Vitaliy Pakhnyushchyy from Fotolia.com)

Desde la recesión de la economía, los asuntos financieros se han puesto difíciles para la mayoría de las personas y son muchos los que están teniendo problemas para hacer frente a unas deudas y gastos que antes sí podían pagar. Parece que no te queda más opción que pedir dinero prestado a alguien de confianza, pero hacerlo se te antoja una tarea difícil. No te preocupes, porque hay formas de pedir dinero prestado a la familia o a los amigos que sabes que pueden ayudarte, sin tener que sentirte avergonzado por ello. A continuación encontrarás algunas sugerencias que te servirán para pedir dinero cuando surgen dificultades y no te queda otra opción.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Cuéntale a tu familiar o amigo por qué necesitas dinero. Antes de pedirle dinero prestado a esa persona, planea cómo hacerlo. Asegúrate de tener una razón válida y de peso que te haga necesitar ese dinero para que se entienda que estás pasando problemas financieros. Si esa persona comprende tus motivos para pedir dinero prestado, será más fácil para ella tomar la decisión de dártelo. Si tienes deudas pendientes, díselo. Si necesitas pedir dinero para la escuela, explícaselo también. Todo el mundo, en un momento u otro, ha estado en algún aprieto económico y puede entender lo que se siente al estar pelado. Si explicas con claridad los motivos que te hacen pedir dinero, tu amigo o familiar podrá tomar una mejor decisión al respecto.

  2. 2

    Planifica la cantidad de dinero que debes pedir. Explica exactamente cuánto necesitas para pagar gastos, cubrir las necesidades de la escuela o comprar alimentos y artículos para el hogar. Independientemente de para qué necesites el dinero, asegúrate de saber con exactitud cuánto tienes que pedir. Si puedes hablarle de una cantidad exacta a tu amigo o familiar, le será más fácil saber cuánto podría ofrecerte para ayudar. Si necesitas el dinero para más de un fin, asegúrate de explicar qué cantidad irá destinada a cada asunto. Ten en cuenta que la persona que debe decidir si te presta el dinero se sentirá más cómoda si sabe de qué cantidad total se está hablando.

  3. 3

    Elabora un plan para devolver el dinero prestado. Cuando le pidas dinero a un familiar o amigo, es importante que sepas cómo vas a devolverle lo que te preste. Debes tener un plan y dárselo a conocer. Para que esa persona pueda tomar la decisión de prestarte dinero tendrá que saber cómo va a recuperar esos fondos. Si vas a poder devolverlo todo de una vez, comunícaselo así y dile también cuándo dispondrás del dinero. Si te vas a ver obligado a devolverle su préstamo a plazos, comunícaselo también. Permítele a tu amigo o familiar tomar una decisión informada sobre este asunto.

  4. 4

    Elabora un contrato por escrito con esa persona. Para que ambas partes se sientan seguras a la hora de prestar y aceptar dinero, es una buena idea disponer de una declaración por escrito de la que ambos puedan tener una copia. Asegúrate de especificar el capital que está siendo prestado, a qué va a ir destinado y cuándo se devolverá. Si el dinero prestado va a ser devuelto a plazos, elabora un plan de entrega estimada semanal, bisemanal o mensual y deja constancia de ello en el contrato por escrito, firmando ambas partes cuándo debe ser hecho efectivo cada pago. Pide un recibo por cada pago para asegurarte de que se tiene constancia del dinero que ya has devuelto del préstamo y obtén también un recibo final que indique que la suma total ha sido abonada cuando efectivamente así sea.

Consejos y advertencias

  • En ocasiones, pedir dinero prestado a la familia o a los amigos puede ser complicado. Evita cualquier resentimiento dejando claras todas las cosas y llevando un registro del dinero prestado. Si es posible, busca un testigo para evitar cualquier problema en el futuro. Procura no pedir una cantidad exorbitante, especialmente si no estás seguro de poder devolverla. Pide únicamente lo que puedas permitirte devolver más adelante. Si tu amigo o familiar no puede darte el dinero, sugiérele que te ayude a través de un préstamo personal. Si no dispones de crédito y no puedes obtener un préstamo personal por ti mismo, tal vez esa persona de confianza pueda firmar contigo como avalista o pedir el préstamo por ti. En cualquier caso, debes estar absolutamente seguro de poder devolver el préstamo y llevar un registro escrito de todos los pagos que realices.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles