Cómo pedir el tamaño correcto de aletas de natación

Escrito por piper li
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

Las aletas de natación son usadas por los nadadores mientras se ejercitan. Mejoran la técnica y la posición, como así también la fuerza muscular. También se utilizan en el buceo y en el snorkeling. En estos deportes, las aletas ayudan a aumentar la velocidad, la profundidad de buceo y el control de movimiento en el agua. A pesar de que son un complemento muy útil, encontrar un estilo y un ajuste adecuado supone a menudo un problema. Hay muchos estilos para elegir, y ciertos modelos pueden ser más cómodos para algunas personas que para otras.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Instrucciones

    Ajuste y estilo

  1. 1

    Selecciona un estilo creado para tu deporte o actividad. Los nadadores experimentados hacen movimientos constantes y rítmicos de pataleo durante su entrenamiento. Es importante que la aleta esté diseñada para soportar estos movimientos continuos sin frotar demasiado la piel. Muchos nadadores también requieren aletas que puedan quitarse fácilmente entre los descansos. Los buzos de aguas profundas desean aletas más largas. Una consideración importante es cuán segura es la aleta para tu pie. Las hebillas pueden mantener las aletas sin que se salgan y se pierdan en aguas profundas.

  2. 2

    Prueba un par de aletas para comprobar su ajuste. No trates de pedir unas de una marca que no hayas usado. Puedes pedirlas por el tamaño de tu calzado, pero esto no garantiza un buen ajuste al nadar. Muchas personas prefieren probarse los zapatos al final de día, cuando sus pies están un poco hinchados. Sin embargo, la mayoría de los nadadores experimentan una leve reducción en el tamaño del pie cuando se sumergen en el agua debido a la fría temperatura. Para asegurarte un ajuste adecuado, pruébate las aletas antes de que se hinchen tus pies.

  3. 3

    Selecciona un estilo que te permita muchas opciones de ajuste. Las hebillas proporcionan más de una opción. Muchas aletas vienen con correas desmontables o elásticas. Éstas pueden proporcionar futuros ajustes.

  4. 4

    Mueve los dedos de los pies y fíjate que se deben mover un poco. En una aleta adecuada, los dedos estarán en una posición cómoda, sin estar presionados o superpuestos. Esto incluye a las aletas que dejan salir los dedos. Flexiona el tobillo. No deberías tener ningún roce o dificultad de movimiento. Las aletas largas diseñadas para el buceo en aguas profundas pueden llegar a sentirse pesadas en el tobillo, pero no deben obstaculizar el movimiento completo.

  5. 5

    Prueba las aletas en el agua. Muchos nadadores se las intercambian entre sí para decidir cuál comprar. Si haces snorkel, primero alquila unas aletas en la playa. Haz tu actividad normalmente con las aletas rentadas. No debes experimentar ninguna molestia en tus pies. Las ampollas son un signo seguro de un mal ajuste. Pon atención en cualquier rigidez muscular inusual al día siguiente. Esto también puede ser un signo de un mal ajuste o una mala calidad.

No dejes de ver

Recursos

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles