DESCUBRIR
×

Pegamento casero para papel tapiz

Actualizado 21 febrero, 2017

Puedes hacer pegamento casero para papel tapiz en minutos usando elementos comunes de la casa. La mayoría de los papel tapiz y bordes fabricados hoy en día son prepegados. Aunque si compras un papel tapiz o borde que no sea prepegado, necesitarás pegamento para este tipo de papel para colocarlo. Mezcla los ingredientes que probablemente ya tienes en los gabinetes de tu cocina para hacer un pegamento nada costoso y no tóxico.

Instrucciones

Ryan McVay/Photodisc/Getty Images

    Pegamento de harina, azúcar y alumbre

  1. Mezcla 1 ½ tazas de harina blanca y ½ taza de azúcar en una cacerola.

  2. Vierte 1 taza de agua fría en la olla y bate la mezcla con un batidor de alambre para eliminar grumos. Coloca la olla en la estufa a fuego medio.

  3. Hierve 2 tazas de agua en una cacerola aparte. Vierte el agua hirviendo a la mezcla de harina. Revuelve constantemente con una cuchara y lleva a ebullición. Retira del fuego cuando la mezcla esté dura. Agrega 1 cucharada de alumbre.

  4. Guarda la mezcla en un recipiente hermético. Si la mezcla se endurece, agrega una pequeña cantidad de agua hasta que obtenga una consistencia adecuada.

    Pegamento de harina, alumbre y clavos

  1. Llena el fondo de una caldera doble con agua. Mezcla 1 taza de harina y una 3 cucharadas de alumbre en la parte superior de la caldera doble.

  2. Agrega agua a la mezcla de harina hasta que obtenga una consistencia de crema espesa. Revuelve hasta que se mezclen bien.

  3. Coloca la olla doble a fuego medio. Revuelve constantemente. Elimina la doble caldera de calor cuando la mezcla tenga la consistencia de una salsa. Deja enfriar.

  4. Agrega 10 gotas de aceite de clavo. Guarda la mezcla en un frasco de vidrio con tapa de rosca.

    Pegamento de harina, azúcar y canela

  1. Mezcla 1/3 taza de harina de trigo normal y 2 cucharadas de azúcar en una cacerola. Mezcla bien y coloca a fuego lento.

  2. Vierte 1 taza de agua. Continúa revolviendo, asegurándote de que todos los grumos desaparezcan. Retira la cacerola del fuego cuando la mezcla aclare.

  3. Añade 1/4 cucharada de aceite de canela y revuelve para mezclar. Guarda en un frasco limpio con tapa de rosca.

Necesitarás

  • 1 ½ tazas de harina blanca
  • ½ taza de azúcar
  • 2 cacerolas
  • Batidor de alambre
  • Cuchara
  • 1 cda. alumbre
  • Caldera doble
  • 1 taza de harina
  • 3 cucharaditas. alumbre
  • Agua
  • 10 gotas de aceite de clavo
  • Tarro de cristal con tapa de rosca
  • 1/3 taza de harina de trigo normal
  • 2 cdas. azúcar
  • 1 taza de agua
  • 1/4 cda. aceite de canela