Cómo pegar tela arpillera a la pared

Escrito por anne baley | Traducido por eduardo moguel
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo pegar tela arpillera a la pared
Convierte la tela arpillera en una cubierta para tu pared. (Photos.com/Photos.com/Getty Images)

La arpillera es una tela de textura áspera mejor conocida por usarse en sacos que se utilizan para transportar grandes cantidades de alimentos como papas o granos de café. Dale a tus paredes una apariencia distinta pegando arpillera a su superficie. Los fabricantes de telas crean arpillera en todos los colores, con lo que puedes darle a tu pared una atractiva textura manteniendo tu esquema de colores. Si has pegado papel tapiz, puedes colocar arpillera en tus paredes, pues las tareas son casi idénticas.

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Una cinta métrica
  • Unas tijeras
  • Guantes de goma
  • Una bandeja para empapelado grande
  • Pasta de celulosa para empapelado
  • Una escalera

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Mide la arpillera en secciones de 2 pies de ancho (60 cm) y corta estas piezas con tijeras muy afiladas. Cortas las tiras de arpillera siguiendo la longitud de la tela si usas un rollo y asegúrate de que tengan la misma altura de la pared más dos pulgadas (5 cm). Corta la arpillera en tiras de 2 pies (60 cm) y tan largas como sea posible si estás tomándola de sacos.

  2. 2

    Ponte un par de guantes de goma. Dobla cada tira de arpillera. Llena una bandeja hasta la mitad con pasta de celulosa para empapelado. Coloca tres tiras de la arpillera sobre la pasta y deja que se empapen por diez minutos. Esto permitirá que el pegamento se filtre por el medio de las fibras y ayudará a que la tela se pegue a la pared.

  3. 3

    Saca una de las tiras de la bandeja y pégala en el borde superior de la pared en una esquina. Desdobla la tira, pegando la tela a la pared conforme la desdoblas. Empújala contra la superficie de la pared para ayudar a que se adhiera.

  4. 4

    Saca otra pieza de arpillera y pégala a la pared. Si usas tiras de tela, agrégalas junto a la primera como si estuvieras haciéndolo en papel tapiz. Si usas trozos de sacos de arpillera, pega las piezas como si fueran diseños de parches hasta cubrir la pared. Desdobla y usa una tercera pieza de la misma forma.

  5. 5

    Dobla y empapa tres piezas de arpillera más. Aplana las arrugas en la tela que has pegado en la pared mientras se secan los nuevos trozos. Con suavidad empuja la arpillera para eliminar bolsillos de aire o arrugas, pero ten cuidado de no doblar o deformar la tela.

  6. 6

    Continúa pegando trozos de arpillera hasta que toda la pared esté cubierta. Deja que la superficie seque por completo.

  7. 7

    Recorta los bordes sobrantes con tijeras afiladas. Prueba con tijeras pequeñas en esquinas ajustadas y para hilachas sueltas.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles