Cómo pelar un nabo

Escrito por allison boelcke | Traducido por florencia sobel
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo pelar un nabo
Los nabos son raíces vegetales con una piel exterior dura que puede ser difícil de remover, gracias a sus formas disparejas. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Los nabos son raíces vegetales con una piel exterior dura que puede ser difícil de remover, gracias a sus formas disparejas. Esto también hace que se bamboleen mientras intentas pelarlos. Para hacer esto sin el riesgo de que tu pelador se resbale y que potencialmente te cortes, necesitas darle más estabilidad a los vegetales. Esto no solo hará que el proceso sea más rápido, sino que también evitará que remuevas partes grandes de la carne del nabo sin darte cuenta junto a la cáscara.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Cepillo de plástico o de nylon
  • Toalla de papel
  • Tabla para cortar
  • Cuchillo afilado
  • Pelador de vegetales

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Coloca los nabos bajo agua corriente fría y frótalos cuidadosamente con un cepillo de plástico o nylon para remover la mugre exterior. Enjuaga los nabos completamente, luego sécalos con una toalla de papel limpia.

  2. 2

    Apoya cada nabo en una tabla para cortar u otra superficie de trabajo pana. Rebana horizontalmente la parte de arriba de cada nabo con un cuchillo afilado para remover el tallo y lo verde. También corta horizontalmente a través de la parte de abajo de cada nabo para darle al vegetal una base estable.

  3. 3

    Coloca al nabo de tal forma que esté apoyado en la base estable y plana. Posiciona un pelador de vegetales en la parte de arriba del nabo y llévalo hacia abajo a lo largo.

  4. 4

    Sigue arrastrando el pelador de vegetales en las otras áreas del nabo hasta que se haya removido toda la piel exterior. Repite el proceso con los otros nabos, luego rebánalos o pícalos. Prepáralos como más desees.

Consejos y advertencias

  • Coloca lo verde de la parte de arriba del nabo en un recipiente sellado al vacío después de removerlo. Manténlo en el refrigerador por aproximadamente 1 semana; hiérvelo o prepáralo de la misma forma en la que lo harías con repollo, espinaca u otros vegetales verdes.
  • Siempre espera hasta que estés listo para cocinar nabos antes de pelarlos; pelarlos antes de tiempo hará que la carne del nabo se magulle y se eche a perder.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles