Peligros de las calderas de gas

Escrito por suzanne burns | Traducido por enrique pereira vivas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Peligros de las calderas de gas
Programa la cita de un profesional de calderas para que inspeccione tu caldera de gas cada año. (Comstock/Comstock/Getty Images)

Las calderas de gas pueden ser peligrosas debido a la posibilidad de que aquellas que están defectuosas pueden emitir monóxido de carbono. El monóxido de carbono es un gas inodoro e insípido que asfixia las personas y a los animales expuestos al gas por el apego a sus glóbulos rojos hasta que sus cuerpos no pueden tomar suficiente oxígeno para mantener la respiración. Puedes evitar la intoxicación por monóxido de carbono de varias maneras si tienes una caldera de gas en tu casa.

Otras personas están leyendo

Mala combustión o fugas

Una señal de que es posible de que tengas una caldera de gas defectuosa instalada en tu casa es el color de la llama ardiente de la caldera. Una llama caliente generalmente significa que la cantidad correcta de gas está siendo consumida por el aparato. Esta llama arderá azul. Una llama débil, lo que puede indicar una mala combustión o una fuga, se quema con un color amarillo o naranja.

Monóxido de carbono

Nunca utilices una caldera de gas a menos que esté instalada en un área con ventilación adecuada. Inspecciona regularmente alrededor del perímetro de la caldera para asegurar que ningún objeto o escombro esté tocando la caldera para evitar que la combustión de la caldera se bloquee, lo cual puede causar que el monóxido de carbono se disuelva en el aire.

Instala un detector de monóxido de carbono en la habitación donde se encuentra tu caldera de gas. Este detector es similar a un detector de humo y puede detectar la presencia de monóxido de carbono. Cambia la batería cada año para asegurar que el detector siga funcionando.

Programa una inspección por parte de un profesional de calefacción entrenado antes del inicio de cada temporada de calefacción para mantener tu caldera de gas en condiciones seguras de funcionamiento.

Debido a que el monóxido de carbono es inodoro, se añaden pequeñas cantidades de otras sustancias químicas para ayudar a los dueños de casa para percibir las fugas de gas. Estos productos químicos huelen a col podrido col. Si detectas este olor, abre todas las ventanas de tu casa y abandona la casa inmediatamente. Llama a un profesional para que venga a inspeccionar tu caldera.

Los síntomas de la intoxicación por monóxido de carbono

Una señal de advertencia temprana de una fuga de monóxido de carbono es cuando no te sientes bien cuando estás en casa y luego te sientes mejor tan pronto te mueves a otro lugar o hacia el aire fresco y luego te vuelves a sentir mal de nuevo cuando regresas a casa. Un envenenamiento leve a moderado por la intoxicación por monóxido de carbono se sabe que causa síntomas similares a la gripe: náuseas, dolor de cabeza y mareos leves. Una moderada exposición al monóxido de carbono puede causar la muerte a través del tiempo. La exposición a altos niveles de monóxido de carbono puede ser fatal en cuestión de unos pocos minutos.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles