Salud

Peligros en el mundo de la cosmetología

Escrito por catherine hudgins | Traducido por xochitl gutierrez cervantes
Peligros en el mundo de la cosmetología

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Entre los cosmetólogos se incluyen los estilistas, esteticistas, peluqueros y técnicos para el tratamiento de uñas. Ellos se enfrentan a un amplio espectro de riesgos en sus puestos de trabajo. La Organización Internacional del Trabajo, un organismo especializado de las Naciones Unidas, señala que el 30% de los productos químicos usados ​​por los cosmetólogos se han calificado como sustancias tóxicas. Resulta igualmente dañina para la salud mental de estos trabajadores la necesidad de determinar lo que el cliente quiere, aún cuando él mismo no lo sepa, ellos deben lograr que sus deseos sucedan.

Otras personas están leyendo

Sustancias y productos químicos peligrosos

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Todos los días durante su jornada de trabajo, los cosmetólogos utilizan, inhalan y absorben los productos químicos peligrosos. Los técnicos especializados en el tratamiento de uñas aspiran los disolventes, como el formaldehído y la acetona que sirven para quitar el esmalte en las uñas. Al limar las acrílicas, provocan que el polvo resultante circule en el aire alrededor de ellos. Los estilistas del cabello manejan e inhalan los gases de los colorantes, decolorantes y demás productos. Los relajantes químicos como las soluciones para permanentes y los aerosoles también representan un peligro para los ojos, la piel y los pulmones. La exposición intensa, prolongada o frecuente de estas sustancias favorece el desarrollo del asma, las alergias y la inflamación de la piel, conocida como dermatitis. Incluso el agua se convierte en una sustancia peligrosa, porque aumenta la frecuencia de absorción de la piel de dos a tres veces. Usar guantes, cremas bloqueadoras y máscaras en la cara reduce la exposición.

Los riesgos de infección

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Los cosmetólogos utilizan rizadores calientes e instrumentos cortantes, por lo que ocurren heridas leves. Las cortadas provocadas por el manejo de las tijeras, abren la piel. Esa mano trabaja en el cabello del cliente, se encarga de tocar la ropa y contestar el teléfono. Sin una higiene adecuada, ni tratamiento, ni algo que recubra con prontitud este tipo de lesiones, la cortada se puede infectar. La exposición continua a los gérmenes y a la humedad pueden exacerbarla y llevar a un tiempo de trabajo perdido. El cosmetólogo debe inspeccionar visualmente a los clientes y sanear adecuadamente las áreas de trabajo, las herramientas y los suministros para evitar infecciones o infestaciones, como los piojos que pueden pasar de un cliente a otro. En un trabajo caracterizado por la interacción con muchas personas diferentes, la exposición a resfriados, virus estomacales y otras enfermedades de transmisión por el aire o a través del tacto se convierte en un peligro de todos los días.

Las lesiones ergonómicas

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Los movimientos repetitivos por largos períodos estresan las partes del cuerpo. Los cosmetólogos necesitan practicar una buena postura, moverse en forma ergonómica y utilizar correctamente el equipo diseñado con el propósito de minimizar los efectos de estas tensiones. Esta profesión se presta a desarrollar problemas crónicos como bursitis, síndrome del túnel carpiano, ciática y varices. Alfombras para amortiguar impactos, sillas ajustables, tijeras afiladas, medias de soporte, técnicas adecuadas para la mano y movimientos de la muñeca son soluciones a futuro que ayudarán a prevenir lesiones.

Estrés emocional

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

La imagen que una persona tiene sobre sí misma se vincula estrechamente con su apariencia física. La cosmetóloga se ocupa de las emociones de cada cliente, que por definición no son lógicas ni objetivas. Ella debe interpretar los deseos del cliente y cumplir las expectativas poco realistas, lo que posiblemente, agrave el estrés de la propia obra y la presión del cumplimiento de los plazos. A menos que el estrés se dirija, de manera sana, la posibilidad de un agotamiento existe. La tensión en el lugar de trabajo también puede resultar de la interacción entre compañeros.

El lugar de trabajo

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Peligros adicionales en el salón de belleza, de spa y peluquería incluyen una ventilación inadecuada, ya que se presentan como espacios cerrados que no proporcionan marcas para las salidas de emergencia en caso de incendios, los enchufes eléctricos están sobrecargados, las áreas de trabajo se dejan sucias, hay mucha gente. Los líquidos que se derraman se abandonan en el piso y, sin la atención apropiada, invitan a resbalones y caídas. Estos peligros resultan por la falta de limpieza y administración. Ya que no se abordan, crean un lugar de trabajo potencialmente peligroso.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media