Hobbies

Los peligros de los rayos ultravioleta en las bombillas fluorescentes

Escrito por tyler lacoma | Traducido por itati paulina
Los peligros de los rayos ultravioleta en las bombillas fluorescentes

Las luces fluorescentes producen una pequeña cantidad de radiación ultravioleta.

fluorescent image by timur1970 from Fotolia.com

Las luces fluorescentes duran más que las bombillas incandescentes y son más eficientes energéticamente. Muchos gobiernos, incluyendo el gobierno federal de los Estados Unidos, han instituido políticas para alentar a los residentes y las empresas a sustituir las bombillas incandescentes por fluorescentes. Sin embargo, las luces fluorescentes vienen con su propio sistema de peligros. El vapor de mercurio presente en los bulbos, conduce a problemas con la rotura y el reciclado, y la radiación ultravioleta puede ser también un riesgo.

Luces fluorescentes

Las luces fluorescentes utilizan una combinación de gases y revestimientos de fósforo para producir luz. Un arco de electricidad salta de un extremo del tubo fluorescente al otro. En su camino, se energiza el vapor de mercurio en el tubo, que produce la radiación ultravioleta. Esta luz UV penetra en la capa de fósforo, que también se convierte en energía, pero luego produce la luz visible.

Desarrollo de la luz

Las primeras luces fluorescentes tenían delgadas capas de fósforo y una mezcla de gases que permitían escapar una buena cantidad de luz UV. Las modernas lámparas fluorescentes son de mayor calidad, y casi ninguna radiación ultravioleta escapa del revestimiento, no lo suficiente como para causar algún daño a la mayoría de los seres humanos a largo plazo, de acuerdo con GE (General Electric) Consumer y la página web de Iluminación Industrial. Una investigación del GE muestra que una pequeña cantidad de luz ultravioleta se escapa siempre, pero por lo general es menor que la cantidad ordinaria que produce la luz del sol.

Los peligros de la luz ultravioleta

La luz ultravioleta que producen las bombillas fluorescentes no es perjudicial para la mayoría de la gente, pero aún así, en algunos casos, puede ser destructiva a nivel celular. De acuerdo con el Consejo Internacional de Ciudadanos con Baja Visión, las personas que ya han dañado los ojos y los hacen muy susceptibles a la luz ultravioleta deben evitar los tipos más fuertes de las bombillas fluorescentes, ya que incluso la pequeña cantidad de radiación que emiten puede ser peligrosa para sus ojos. De acuerdo con GreenFacts, algunas lámparas fluorescentes también pueden dañar la piel de las personas con enfermedades ya existentes de la piel.

Piezas de museos

Mientras que los rayos ultravioletas de las luces fluorescentes rara vez son perjudiciales para las personas sin condiciones en los ojos o en la piel, estos rayos pueden dañar los objetos más sensibles situados alrededor de las luces. Hay algunas situaciones en las que la más mínima cantidad de luz ultravioleta creada por las lámparas fluorescentes es inaceptable. Los museos, por ejemplo, no pueden permitir ningún tipo de radiación para que no se dañen los preciosos manuscritos y tapices, incluso la pequeña cantidad creada por las bombillas fluorescentes. De acuerdo con el Centro de Conservación de Estados del Norte, para evitar que la luz UV se escape, los fluorescentes en los museos a veces se hacen con filtros especiales absorbentes de luz UV. Si bien el revestimiento de fósforo absorbe la mayor parte de la radiación de la bombilla, el filtro de estos, o las láminas, bloquean la pequeña cantidad que se escapa, protegiendo los artefactos frágiles.

Luces ultravioletas

Algunos tipos de fluorescentes están diseñados para permitir que la luz UV pase. A veces, los revestimientos de fósforo permiten que las longitudes de la onda UV se escape, mientras que otros recubrimientos en realidad producen la radiación ultravioleta. Hay tres tipos de radiación UV, A, B y C, siendo A la menos dañina y C muy peligrosa. De acuerdo con la Universidad de Vanderbilt, algunas bombillas se utilizan para los salones de bronceado, pero en general utilizan un tipo de radiación con sólo una pequeña cantidad de radiación de tipo B y ninguna tipo C. Otras bombillas con luz ultravioleta de tipo C se utilizan para desinfectar el aire o el agua, y son muy peligrosas para todos los organismos, causando quemaduras, daño celular y cáncer.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media