Peligros y riesgos de un aborto tardío

Escrito por martina mcatee | Traducido por enrique pereira vivas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Peligros y riesgos de un aborto tardío
Peligros y riesgos de un aborto tardío. (BananaStock/BananaStock/Getty Images)

El aborto se define como la salida prematura de los productos de la concepción. Cada estado tiene su propia definición de lo que constituye un aborto tardío. El promedio parece incluir la 21a semana de embarazo, cuando se sugiere que un feto puede vivir fuera del útero. Los médicos realizan abortos tardíos por un número de razones, tales como defectos congénitos fetales o la seguridad de la madre. Todos los abortos, al igual que los procedimientos médicos más invasivos, vienen con un cierto grado de riesgo. Los abortos tardíos pueden llevar a más peligros que dependen del tipo de procedimiento realizado.

Otras personas están leyendo

Infección

Los médicos practican la mayoría de abortos tardíos mediante un procedimiento conocido como Dilatación y Evacuación (D y E). Los pacientes reciben una dosis de antibióticos antes del inicio del procedimiento debido a la posibilidad de infección. El Centro de Embarazo afirma que esto puede ocurrir debido a los instrumentos quirúrgicos introducidos en el útero. También puede resultar debido a partes fetales que se quedan adentro. Un instrumento de metal raspa la capa interna del útero para evacuar todos los contenidos. Sin embargo, el tejido muerto también puede dejarse en el interior del útero. Cuando esto ocurre, el tejido restante comienza a decaer y puede entrar en el torrente sanguíneo causando septicemia. Los signos de una infección sistémica incluyen dolores de cabeza, dolores musculares, mareos y una sensación general de enfermedad. La septicemia puede presentarse con o sin fiebre.

Septicemia

La Clínica Cleveland define sepsis o septicemia como una condición médica grave causada por la respuesta del cuerpo a las infecciones que pueden conducir a una coagulación generalizada e inflamación. Physicians For Life indica que la RU486, también conocida como la píldora del aborto y la mifepristona, han mostrado una cantidad significativa de muertes como resultado de la hemorragia y la infección. Los signos de septicemia después de un aborto tardío incluyen fiebre, escalofríos, dolor abdominal severo, mal olor del flujo vaginal y sangrado excesivo.

Sangrado abundante

Es normal que haya un poco de sangrado después de cualquier aborto. Sin embargo, si el útero se rasga o se perfora durante el procedimiento existe el riesgo de una hemorragia. Según la Federación Nacional del Aborto si sufres una hemorragia que es más grande que el día mayor de tu período menstrual normal o si empapas más de dos toallas sanitarias en una hora debes contactar con tu médico inmediatamente.

Ruptura o perforación del útero

El médico que realiza este procedimiento lo hace sin el beneficio de ver el útero. A medida que los instrumentos se introducen en el útero, la posibilidad de perforación o desgarro surge. Durante los abortos tardíos, esto resulta especialmente cierto cuando el feto es más grande y el útero es más delgado. En el caso de una perforación del útero, puede ser necesaria una cirugía para cerrar el desgarro, o en casos extremos, el útero puede tener que ser eliminado.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles