Peligros a la salud por un videojuego inalámbrico

Escrito por rob kemmett | Traducido por laura de alba
Peligros a la salud por un videojuego inalámbrico

Los videojuegos inalámbricos como el Nintendo Wii, pueden ser peligrosos.

David McNew/Getty Images News/Getty Images

Los sistemas de juego como el Nintendo Wii, el Kinect de Xbox y el Move de PlayStation utilizan controles inalámbricos que controlan los juegos con la tecnología de detección de movimiento. Un sensor en barra o cámara detecta el movimiento del control y ejecuta las acciones según sus movimientos. Aunque la tecnología es divertida y excitante, no siempre es segura. Han resultado muchos daños por los juegos con sensor de movimiento. Antes de jugar un videojuego inalámbrico, familiarízate con los peligros.

Otras personas están leyendo

Enfermedad de movimiento

No le pasa a todos, pero jugar un juego que requiere que te muevas mucho puede dar como resultado enfermedad de movimiento. Los signos de advertencia de esta enfermedad incluyen el mareo y náusea. Si experimentas alguno de estos síntomas, deja de jugar y descansa. No intentes seguir jugando o hacer cualquier actividad hasta que los síntomas desaparezcan.

Cansancio

Utilizar un control de sensor de movimiento requiere que te muevas y quemes energía. Entre más te mueves, más energía utilizadas. Si utilizas demasiada energía puedes terminar exhausto y posiblemente deshidratado si no tienes cuidado. Mantente hidratado bebiendo agua antes y durante cada sesión de juegos. Los dispositivos de juego con sensor de movimiento recomiendan que tomes un descanso de 15 minutos después de cada hora de juego, ya sea que sientas que necesitas un descanso o no. Si sientes debilidad en tus manos, muñecas o brazos, deja de jugar y descansa un par de horas antes de jugar de nuevo. Si la debilidad no se va o sientes adormecida cualquier parte de tu cuerpo, consulta a un médico inmediatamente.

Jugar demasiado fuerte

Los juegos que involucran pequeños estallidos de movimiento intenso, como balancear una raqueta o golpear una pelota en un juego de tenis, algunas veces dan como resultado que el jugador utiliza una cantidad innecesaria de fuerza cuando mueve el control. Poner demasiada fuerza en el balanceo del control puede dar como resultado un tirón muscular, un desgarre o la dislocación de una articulación. Cuando juegues algo que involucra movimiento intenso, no te olvides que es sólo un juego. Si estás en un juego de boliche, únicamente debes utilizar suficiente fuerza como para mover el control ligero en tu mano, no una bola de boliche de 10 libras (4,5 kg). Las mujeres embarazadas, las personas que nos deben realizar actividades físicas y aquellas con presión arterial alta, problemas cardíacos, condiciones ortopédicas que involucren la espalda, cuello o articulaciones y problemas respiratorios no deben utilizar un dispositivo de juegos con sensor de movimiento a menos de que un médico lo permita.

Daños autoinfligidos

Una de las precauciones de seguridad más importantes que hay que seguir cuando se utilizó un dispositivo de juego con sensor de movimiento estener suficiente espacio para mover; permite al menos 3 pies (1 m) de espacio entre tú y la televisión o cualquier otra obstrucción como los muebles o lámparas. También permite suficiente espacio entre tú y la otra persona que está jugando. Algunas personas se paran demasiado cerca entre ellas y terminan golpeándose cuando balancean sus controles. Algunas personas también terminan golpeando a su televisión y otro mobiliario, resultando en daños.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media