Cómo hacer una pelota de polímero que rebote

Escrito por julia salgado | Traducido por eva ortiz
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer una pelota de polímero que rebote
Las pequeñas bolas saltarinas de polímero pueden almacenar enormes cantidades de energía potencial elástica dentro de sus estructuras diminutas. (Zedcor Wholly Owned/PhotoObjects.net/Getty Images)

Uno de los más sencillos juguetes infantiles, pero que puede proporcionar una enorme cantidad de diversión, es la pelota de goma que rebota. Las inmensas capacidades de rebote de estas pequeñas bolas de polímero de caucho mantienen a los niños entretenidos durante largos períodos de tiempo con un presupuesto mínimo, pero también se pueden utilizar para enseñar a los niños cómo la ciencia se aplica a la fabricación de juguetes. Ayuda a tu hijo a hacer su propia pelota que rebote para que pueda ver cómo las interacciones de los diferentes ingredientes modifican las propiedades de un objeto.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Bórax
  • Maicena
  • Pegamento transparente (para una bola transparente)
  • Pegamento blanco (para una bola opaca)
  • Cucharita de té
  • Cuchara sopera
  • Colorante de alimentos
  • 2 contenedores de plástico
  • Marcador
  • Agua

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Etiqueta uno de tus contenedores como "solución de bórax" y el otro como "mezcla de polímeros". Añade 2 cucharadas de agua tibia y ½ cdta. de polvo de bórax en la "solución de bórax", revolviendo hasta que el bórax se haya disuelto. Si deseas darle color a tu bola saltarina de polímero, añade unas gotas de colorante de alimentos a la mezcla en este momento.

  2. 2

    Añade una cucharada de cola en el envase marcado "mezcla de polímeros" y luego agregar 1 cucharada de maicena y 1/2 cucharadita de la solución de bórax. Deja que los ingredientes interactúen durante 15 segundos y luego comienza a revolver la mezcla hasta que se vuelva demasiado espesa para revolverla.

  3. 3

    Retira la bola del recipiente y moldéala en tus manos. La pelota será pegajosa al principio, pero a medida que le das forma se secará y se volverá una masa sólida de caucho. Cuando esté suficientemente seca, trata de lanzarla contra una superficie plana y observa lo lejos que rebota.

  4. 4

    Limpia tu área de trabajo y deshazte con mucho cuidado de todos los materiales utilizados. La mezcla que hiciste es tóxica y puede resultar peligrosa si se deja por ahí.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles