Hobbies

Cómo hacer pendientes con chapas de cobre

Escrito por sarah scott | Traducido por maría di nucci
Cómo hacer pendientes con chapas de cobre

Martilla placas de cobre para hacer pendientes atractivos y personalizados.

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

El cobre es un metal blando, normalmente adquirido en láminas, alambres o cordones para la fabricación de joyas. El tono cálido, terroso del cobre le da a la joyería un aspecto atractivo, brillante y discreto. Los joyeros principiantes pueden aprender a hacer un par de aretes de cobre en metal martillando una hoja de cobre. Los pendientes de cobre hechos a mano son una manera de crear un par de pendientes personalizados y convertirlos en un regalo para alguien. Es una manera simple y barata de mostrar a alguien que te importa.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Placa de cobre de calibre 20
  • Regla
  • Marcador permanente
  • Lija fina
  • Sierra de joyero
  • Alambres de pendientes
  • Taladro de eje flexible
  • Martillo
  • Objetos de textura pequeños
  • Trapo para pulir
  • 2 alambres de oreja con forma de riñon

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Traza un cuadrado de 1 pulgada por 1 pulgada (2,54 x 2,54 cm) en la chapa de cobre con un marcador Sharpie. Asegúrate de que los lados del cuadrado sean todos de la misma longitud ya que darán lugar a imprecisiones en dos pendientes de diferentes tamaños. Poco a poco, corta el cuadrado de la hoja de cobre usando una sierra de joyero. Corta cuidadosamente a lo largo de la línea trazada con tinta permanente, para no alterar el tamaño y la forma del cuadrado.

  2. 2

    Coloca una regla diagonal en el cuadrado y traza una línea diagonal a través de ella de una esquina a la opuesta. Corta a lo largo de la línea diagonal creando dos pendientes triangulares separados e idénticos. Coloca las dos piezas de metal sobre una superficie plana, una encima de la otra, de modo que los lados estén alineados.

  3. 3

    Dibuja un punto en una de las piezas de metal con un rotulador permanente. Coloca la punta de la broca de eje flexible en el punto y perfora un agujero que pase a través de ambas piezas de cobre. Lija el área alrededor de los orificios exteriores hasta que esté suave. No lijes demasiado porque el papel de lija desgastará el cobre.

  4. 4

    Coloca los objetos pequeños y duros con diferentes patrones en los pendientes de cobre y martilla la superficie de cada elemento. Esto crea distintos patrones, texturas y estilos en los pendientes. Martilla usando fuerza ligera y consistente para evitar que el cobre se deforme severamente.

  5. 5

    Frota la parte delantera y trasera de cada arete con un paño de pulido para dar a los aretes un aspecto brillante. Da a los bordes del pendiente un alto brillo de arriba a abajo con una herramienta de bruñir.

  6. 6

    Abre el hilo largo de un alambre de oreja en forma de riñón. Inserta un extremo del mismo a través del agujero en uno de los pendientes. Repite este proceso para conectar un alambre de oreja al otro pendiente.

Consejos y advertencias

  • Añade más brillo al cobre mediante el uso de un disco de pulido.
  • Derrite los bordes de los pendientes con una herramienta de bruñido para darle un aspecto más profesional.
  • Usa guantes gruesos de protección y gafas cuando trabajes con planchas de metal.

No dejes de leer...

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media