Pequeños derrames cerebrales y el estrés

Escrito por heather monroe | Traducido por alejandra rojas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Pequeños derrames cerebrales y el estrés
Cambia tu estilo de vida y disminuye el estrés si ya has padecido un AIT. (headache image by forca from Fotolia.com)

Un pequeño derrame es llamado ataque isquémico transitorio o AIT. El AIT tiene las mismas causas y síntomas del derrame pero no dura tanto y no resulta en daño cerebral. El AIT es la manera en que el cuerpo te indica que estás en riesgo de tener un derrame. Como el derrame, el AIT ocurre cuando el fluido de sangre al cerebro es interrumpido por un sangrado o un bloqueo por un coágulo de sangre. Saber los síntomas de un derrame leve, recibir atención médica correcta y remover los factores de riesgo asociados con derrame mejorará tus oportunidades de una recuperación completa. Una persona con altos niveles de estrés puede desarrollar presión alta la cual es una causa directa de un AIT y de un derrame.

Otras personas están leyendo

Síntomas

La debilidad relacionada con un lado del cuerpo, dificultad para moverte y para hablar son los síntomas principales del AIT así como del derrame. La confusión y la falta de coordinación también son síntomas de ambos desórdenes. Durante un AIT estos síntomas se resolverán por si mismos en cuestión de minutos a horas después de su aparición. La única manera de diferenciar un AIT de un derrame es evaluar el daño cerebral después del ataque. Un derrame puede dejar daño cerebral devastador mientras que un AIT no causa ningún daño. Es esencial que recibas atención médica tan pronto aparezcan las señales de un derrame; no podrás saber si tienes un derrame o un AIT hasta que es demasiado tarde.

Presión arterial alta

Las pruebas de la presión arterial ayudan a medir la cantidad de presión en las paredes de tus arterias. Tienes presión arterial alta o hipertensión si la lectura de tu presión sanguínea es constantemente de 140/90. La hipertensión es la primera causa de un AIT. El estrés y los malos hábitos alimenticios son causas directas de la presión alta. Si has tenido un AIT es indispensable que hagas serios cambios en tu estilo de vida, para reducir tus niveles de estrés.

Ejercicio

El ejercicio libera el estrés. Si tienes presión alta, el yoga es una manera excelente de descomprimirlo. Los ejercicios de yoga involucran relajación y liberación del estrés. Si sufres de un AIT y también tienes presión arterial alta, asegúrate de consultar a tu médico acerca de cualquier régimen de ejercicio que planeaste para poder emprenderlo.

Nutrición

Las personas que sufren un AIT relacionado al estrés deben hacer cambios a su dieta para bajar la presión alta y los niveles de estrés y así poder evitar un derrame. Reduce la cantidad de sodio en tu dieta. El sodio puede aumentar tu ritmo cardiaco y la presión arterial. Elimina el alcohol y la cafeína de tu dieta. Estas sustancias pueden causar ansiedad y exacerbar cualquier estrés que ya tengas. La cafeína y el alcohol también causan que se acelere el ritmo cardiaco por un largo periodo de tiempo. Esto incrementa el volumen y la presión sanguínea

Malos hábitos

No fumes si has experimentado un AIT. El riesgo de derrame y de un AIT regresa a un no fumador al momento que el estrés asociado con dejar el cigarrillo desaparece. Si necesitas ayuda para lidiar con el estrés asociado con el cese del cigarrillo, pídele a tu médico que te recete un calmante a corto plazo para la ansiedad como el Ativan.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles