Cómo perder peso con duchas frías

Escrito por andrew bennett | Traducido por maría di nucci
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo perder peso con duchas frías
Las duchas frías pueden ayudarte a perder peso. (Shower image by Semfamily from Fotolia.com)

Perder peso con duchas frías es posible, según el estudio de 2008, "Human Skeletal Muscle Mitochondrial Uncoupling Is Associated With Cold Induced Adaptive Thermogenesis" ("El acoplamiento mitocondrial de los músculos del esqueleto humano está asociado con la termogénesis adaptativa inducida por el frío"). Esto significa que el tejido de grasa parda del humano puede incrementar el quemado de grasa en respuesta a las temperaturas frías. Una simple manera de hacer esto es tomar duchas frías. La confirmación de la grasa parda humana es oficial, pero la ciencia de promulgarla es aún teórica. Los investigadores no saben cuánto peso puedes perder con esta técnica, pero puede acelerar el metabolismo más que si haces solamente ejercicio y sigues una dieta. Sigue estos pocos pasos para perder peso con duchas frías.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Métete en la ducha y enciende el agua a tu temperatura preferida. Comienza con agua cálida o caliente si quieres y completa tus actividades incluyendo lavado, champú y acondicionador.

  2. 2

    Gira la perilla de la ducha a la mitad entre agua fría y tu temperatura de ducha preferida. El agua estará fría, pero refrescante a esta temperatura. Deja que tu cuerpo se ajuste lentamente a medida que el agua corre.

  3. 3

    Ajusta la temperatura del agua nuevamente, girando la perilla hasta la mitad de distancia de la configuración fría. Esta agua estará mucho más fresca y puede ser un poco chocante, pero mantente firme. Deja que el agua corra por tu cuerpo por 30 a 60 segundos hasta que te ajustes a la temperatura. Tu cuerpo ya ha comenzado a usar el tejido de grasa parda para generar calor.

  4. 4

    Asegúrate y gira la perilla de la ducha del todo a la configuración fría. Por un corto periodo de tiempo será chocantemente fría, pero ése es el punto del agua fría. Manteniéndote debajo del agua, déjala correr por tus hombros, tu cuello y tu espalda. Estas son las áreas donde se encuentra la mayoría de la grasa parda humana, según el artículo de la revista "Time" de mayo de 2010 de Alice Park, "Study: Scientists Find a Way to Trigger Fat-Burning Fat" ("Estudio: los científicos encuentran una manera para provocar la quemadura de grasas").

  5. 5

    Mantente debajo del agua fría por al menos 30 segundos, dice Jeff Anderson, autor de "Sneaky Weight Loss Tricks". A esta altura tu cuerpo se habrá adaptado algo y no se sentirá tan fría. Puedes encontrarla refrescante. Mantente debajo del agua fría cuanto tiempo quieras, pero asegúrate de estar al menos 30 segundos.

  6. 6

    Repite estas duchas frías dos o tres veces por día para activar más células de grasa parda. Mientras los humanos no tienen extensas cantidades de grasa parda, según el científico Stephan Herzig alemán en el artículo en "Time", necesitarías activar sólo una pequeña porción de grasa parda para hacer un impacto significante en tu metabolismo general.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles